¿De qué privilegio gozan? ¡Influyentes en el gobierno…!

Gran Kayman, Catemaco, Ver.—Los altos índices delictivos arraigan en la percepción ciudadana, que la corrupción, el influyentismo y la impunidad, son factores determinantes que anulan el combate a la delincuencia.

La Policía Municipal Preventiva, debe tener la capacidad y experiencia para servir a la sociedad; no para reformarla, y para que ese organismo pueda contribuir realmente a mejorar la seguridad pública, debe tener la facultad de conocer ciertas recomendaciones legales necesarias para hacer más efectivo el combate a la delincuencia y no buscar chivos expiatorios, para salir del paso y “dizque sacar la chamba”.

En las oficinas de este prestigiado Diario Eyipantla, al Servicio de la Colectividad, llegó el señor Adán Gutiérrez y molesto no expresó: “¿Qué está pasando con la policía municipal preventiva en el turístico municipio de Catemaco, que por influencias dejan libre al infractor y a gente inocente encarcelan”.

Pidiéndole fuera más explícito, agregó; “Mire usted, la madrugada del sábado 5 de febrero me encontraba en conocido antro del Paseo del Malecón, cerca de donde me encontraba sentado tomando algunas copas, estaba el señor Enrique Sosa Demennegui, en compañía de su hijo Enrique Sosa Villaseñor y me percaté que hasta ahí llegó el sujeto Leo Cázales Gómez, y los comenzó a agredir verbalmente hasta llegar a golpearlos, ¡por lo que se armó una gresca de Dios padre! Por lo que opté de forma pacífica para pedirle a Sosa Demennegui y a su hijo se fueran para evitar problemas mayores, ya que el encargado de dicho antro (La Terraza) había avisado a la Policía Municipal quienes llegaron al lugar de los hechos y no encontraron al que protagonizó la gresca, ni a los agraviados…”

“Ya en otra ocasión, me percaté que el tal Leo Cázales Gómez, había agredido físicamente al señor Enrique Sosa Demennegui y este no contestó la agresión; ahí la policía municipal se dedicó a la búsqueda de los protagonistas de esta gresca y luego me enteré que fueron intervenidos Enrique Sosa y su hijo cuando viajaban a bordo de una camioneta particular a su casa y fueron llevados tras las rejas de la cárcel municipal y que Leo Cázales Gómez caminaba en compañía de un amigo por El Paseo del Malecón muy despreocupadamente y de inmediato los paró la Policía Municipal Preventiva al mando del 1/er Comandante Mario Huesca Nava, interviniendo al acompañante de Leo Cazares Gómez y a éste lo dejaron libre, dizque porque trabaja como empleado de confianza en el palacio municipal y que un familiar suyo también…

“Y mi pregunta es ¿Porque no fue detenido Leo Cazares Gómez, quien comenzó toda la gresca? ¿Por influyente?

“¿Para qué está la Policía Municipal Preventiva en Catemaco? ¿Para proteger infractores?, Ojala el Alcalde Municipal que considero un hombre serio, espero y meta orden y ponga un correctivo a sus influyentes empleados”.

Muy molesto el señor Gutiérrez, dijo que también haría público en otros medios estatales de comunicación, esta situación anómala que se vive en Catemaco, donde las garantías son para el infractor por parte de la Policía Municipal Preventiva y protege a influyentes infractores, existe una denuncia al respecto.

2 COMENTARIOS

  1. y quien cren ustedes que proteje a LEO CASALES GOMES. pues el mismo alcalde ya que anteriormente cuando estaba en seguridsd publica fue su chofer y ahora trabaja en la policia intermunicipal de boca delrio, y esta solapado por su propio padre EL OFICIAL MAYOR MARIO JORGE CASALES RAMIREZ señor gutierrez esa es la gentuza que nos gobierna?

  2. Que triste es poder leer, estas noticias de nuestro pueblo, y que lastima que las autoridades encargadas desde nuestro presidente municipal, sindico, regidor y demas autoridades no hagan nada para acabar con estos atropellos, es demas saber que en todos los trienios existen gente previlegiada, recomendada y e influyente, de estos en verdad el pueblo esta cansando, ojala algun dia llegue alguien que no sea politico, hacer politica de verdad, cuando vas a cambiar catemaco, ¿cuando?

Comments are closed.