¿Usted qué Opina?, Por: Alfredo Tress Jiménez

A ESCUCHAR MENTIRAS

A 9 días de darse a conocer al pueblo de México, el 5º INFORME DE GOBIERNO DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Felipe Calderón, nos damos cuenta que el actual gobierno pasa sin pena ni gloria, los resultados en materia económica, social y política son aterradores; económicamente quebrados; socialmente más pobreza y políticamente sin credibilidad.

Pareciera ser que no existe gobierno, las dependencias gubernamentales atienden sólo a grupos minoritarios que acuden a tomar oficinas. Por más que anuncian números telefónicos de atención, son llamadas ciudadanas que no encuentran respuesta, el buscar la entrevista directa con el funcionario es tortuosa e imposible, y qué decir de la moda de entregar tarjetas personales, donde aparece el cargo y una serie de números telefónicos, correos y todo tipo de comunicación electrónica que el único propósito es el de continuar tomando el pelo al ciudadano.

En el bombardeo mediático escuchamos en los medios de comunicación, que millones de pesos van y millones de pesos vienen, que se construyen miles de casas de interés social, que se entregan infinidad de desayunos escolares, y qué decir de las becas dirigidas a los estudiantes que no tienen recursos para asistir a algún colegio, o la seguridad social proporcionada a personas que son atendidas con éxito.

También nos comunican sobre las reformas que se realizan en las cámaras de diputados y senadores a favor de los más pobres, o qué decir del blindaje para que los recursos económicos gubernamentales no se utilicen en los próximos procesos electorales. Sin embargo, todo es mentira, la gran mayoría de la ciudadanía no tiene a su alcance ninguno de estos apoyos, por el contrario, de acuerdo a los datos emitidos por el INEGI, la pobreza en nuestro país creció en el presente sexenio y la pobreza extrema se mantuvo en los números que se nos dijo en la pasada administración.

Por otro lado, la Secretaría de Hacienda, da a conocer deudas impagables en algunos Estados de la República, pero no dicen en qué consisten estas deudas y tampoco dan a conocer en cuanto incrementó la deuda la presente administración federal, también impagable.

Este próximo 1º de septiembre, escucharemos más mentiras, se hablará de avances que sólo están en su mente y de los miopes que no quieran ver el retroceso que ha sufrido nuestro país en todos los rubros. Quisiera conocer objetivamente un sólo apartado donde se esté cumpliendo con la mayoría de la ciudadanía, sería alentador escuchar a un solo sector que pueda expresar que su economía está bien, o por lo menos si no creció, que se mantuvo.

Lamentablemente, los resultados son patéticos, tanto en lo económico como en lo social, en lo político ni qué decir, existe un total vacío de poder, los servidores públicos no sirven ni cumplen con su tarea, los políticos se enfrascan en confrontaciones estériles y los partidos políticos existentes se la pasan en el debate electorero.

Lo grave es que no existen políticas pública que alienten la inversión, detonen el empleo y consecuentemente motiven el circulante entre la ciudadanía, actualmente lo que se promueve es el consumo, dan respaldo a inversionistas privados, ¿y el papel del Estado como rector de nuestro país?, ha quedado al margen, y consecuentemente el pueblo que dicen representar, está a la deriva.

La política federal de combate frontal a la delincuencia organizada, ha provocado el olvido total a políticas públicas que alienten la inversión productiva y detonen el empleo y circulante tan necesario en las clases medias, que son el vínculo directo que permite acortar la brecha de la pobreza y reducir la pobreza extrema.

Sería bueno saber, sin mentiras, cómo se aplicaron los casi 3´500 billones de pesos que ejerció este año el gobierno federal.

También sería fundamental conocer en nuestro Estado dónde quedan los recursos económicos que no ejercen la Secretaría de Comunicaciones o la Comisión Nacional del Agua, solo por mencionar algunas dependencias, preguntarles a los encargados de estas áreas, qué están haciendo para reducir la demanda de agua potable en los hogares de los veracruzanos, o qué solución están dando para mejorar las pésimas condiciones en que se encuentran las vías de comunicación en nuestro Estado.

El problema no es sólo de combate a la delincuencia, el problema es que no existen políticas públicas que alienten la inversión y con ello se permita la existencia de circulante en los bolsillos de los mexicanos. Escuchamos todos los días, por conducto de los medios de comunicación, como a nivel mundial se agudiza una crisis alimenticia, la FAO, que es la organización internacional  responsable de emitir, entre otras cosas, estadísticas de las necesidades alimentarias mundiales, indica que el déficit está creciendo todos los días.

Ante estos resultados, nuestro país, de exportador se ha convertido en consumidor de productos primarios; teniendo los climas, las tierras y la mano de obra necesaria para ubicar a México en los mejores niveles de producción, productividad y calidad de sus productos.

Imaginémonos que existiera una política pública federal agresiva, como la que se está dando en el combate a la delincuencia, en materia de inversión a la producción y productividad en el campo, estaríamos hablando en estos momentos de otra cosa y no de la crisis recurrentes que debemos padecer por falta de visión de las actuales autoridades federales.

Se ha de preguntar por qué la crítica a la federación y no al Estado, esto es debido a que del 100% de los recursos aprobados anualmente por los diputados al ejecutivo federal, a los Estados se les asigna una mínima proporción que no supera el 20%, con ese mismo criterio los estados trasfieren a los municipios el 18% del total de los recursos que recibe; en consecuencia, los municipios, que es donde se ubican las demandas de la ciudadanía, carecen de casi todo; sin embargo, tanto la federación como los estados aplican, si es que lo aplican, los recursos económicos que administran de manera discrecional, apoyando más al color que gobierna.

¿Usted qué Opina?

alfredotress@hotmail.com