¿Usted qué opina?, Por: Alfredo Tress Jiménez

USTED QUE OPINATres formas de ver a Veracruz

 A escasos días de dar inicio las precampañas rumbo a las elecciones del próximo 4 de julio para elegir al que será el Gobernador de Veracruz para el periodo (2010–2016), las alianzas se perfilan con sus respectivos candidatos. PAN–PANAL con Miguel Ángel Yunes Linares; Convergencia y PT con el Senador con licencia Dante Delgado Rannauro, el PRD (aún no define); y PRI–PVEM–PRV con Javier Duarte de Ochoa.

La selección de candidatos a diputados locales y alcaldes, será parte de la estrategia electoral de los partidos coaligados y los tres candidatos a Gobernador. Los ciudadanos esperamos que elijan a los mejores y no tener que votar por los menos malos o que continúe ganando la abstención.

Los veracruzanos, considero, que a estas alturas ya conocen muy bien a los aspirantes a gobernar nuestro Estado, el candidato de la derecha, PAN-PANAL, Miguel Ángel Yunes, logra la nominación por tres razones fundamentales: la primera, porque el Presidente de la República Felipe Calderón así lo decidió; la segunda, porque su contrincante partidista que tenía más posibilidades, Gerardo Buganza, exhibió con mucha anticipación su estrategia aliancista con el Ejecutivo del Estado; y  la tercera, por la presencia indiscutible con la mayoría de las estructuras del panismo veracruzano de Alejandro Vázquez Cuevas.

Por su parte el candidato del centro–izquierda Convergencia–PT y probablemente PRD, Dante Delgado, logrará su nominación por la simple y sencilla razón de que es la persona mejor posicionada ante el electorado veracruzano de esta corriente, sumado a que ya fue Gobernador sustituto del Estado, así como candidato a Senador en el 2000 por la coalición “Unidos por México” PRD-PT-Convergencia; candidato a Gobernador en el 2004 por la coalición “Unidos por Veracruz” PRD-PT-Convergencia; y Candidato ganador al Senado de la República con más de un millón de votos en el 2006 por la coalición “Por el Bien de Todos” PRD–PT-Convergencia.

Por  último, el candidato del partido de los Principios Revolucionarios PRI, con quien se coaligan otros dos partidos como lo es el PVEM y el partido estatal PRV, así como algunas filiales del priismo veracruzano como asociaciones políticas, será el Diputado Federal con licencia Javier Duarte de Ochoa, quién ganará la ansiada nominación gracias a la Fidelidad que le ha guardado al actual Gobernador de Veracruz.

Con estas tres personas que se abanderarán con partidos políticos diversos, lo que los veracruzanos esperamos es la propuesta soportada en hechos reales y no supuestos; los tres aspirantes deberán mostrar al electorado su plataforma electoral y programa de gobierno; seguramente los tres manifestarán que sus planteamientos serán los mejores. La propuesta de la derecha, soportada en la política económica y social del Presidente de la República Felipe Calderón, mayor recaudación a las micro y pequeñas empresas cautivas, así como a los comerciantes, empleados y profesionistas que declaran sus ingresos. En cuanto a las personas de escasos recursos, más programas asistencialistas, y en cuanto a la seguridad pública, la milatarización de la geografía veracruzana.

El candidato del centro–izquierda, insistirá en una política ciudadana, involucrando a la sociedad en la reactivación económica en todos sus niveles, lo mismo con los empresarios, comerciantes y campesinos entre otros. Dándole desde el nivel municipal participación activa a la ciudadanía en todas las áreas y ramas de producción; en suma, de ganar el gobierno estatal, la apuesta será más sociedad y menos gobierno, esto es, más inversión organizada con la sociedad y menos burocracia gubernamental.

Por su parte, el candidato de la fidelidad y no de los principios revolucionarios, la apuesta será continuidad en la política económica; en la política social y sobre todo en la política mediática, nos preguntamos ¿cuál es esta?, la respuesta es muy simple, la que todos los días vemos. Un proyecto para los veracruzanos donde su soporte será como base fundamental, el que hemos tenido durante 6 años con el actual gobierno.

Por lo tanto, el destino de los veracruzanos para los próximos 6 años, dependerá de que en el electorado exista memoria histórica, que se comparen las propuestas y las promesas cumplidas en el pasado inmediato por cada candidato, que se analice con toda responsabilidad a cada persona que aspire a ser nuestro próximo Gobernador. En estas elecciones habrá de todo como en botica, la apuesta debe ser por la propuesta sensata soportada en la realidad que vive nuestro Estado; o nuevamente la apuesta se orientará por la diatriba, descalificación, promesas incumplidas, ocurrencias, más de lo mismo o continuidad de lo que se tiene. Los electores tendrán la última palabra el domingo 4 de julio, el voto razonado una vez más será determinante para sacar adelante a nuestro estado o para continuar esperando 6 años más el cambio tan anhelado en Veracruz. ¿Usted qué Opina?

alfredotress04@yahoo.com