¿Usted qué Opina?

REEMPLACAMIENTO.

La disposición que anunciara en días pasados el gobernador Javier Duarte de Ochoa de reemplacar todos los automotores que se encuentren registrados en el padrón vehicular del Estado, se enmarca dentro del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, el cual fue convocado en su momento por el titular del Poder Ejecutivo Federal participando los Poderes de la Unión, los tres órdenes de gobierno, sociedad civil, organizaciones empresariales, organizaciones sindicales, campesinas y religiosas, mismo que persigue una Estrategia Nacional en materia de seguridad pública, con políticas integrales en materia de inteligencia, prevención del delito, procuración e impartición de justicia, readaptación social, participación ciudadana, análisis legislativo y de comunicación social.

Con esta disposición, por acuerdo de la Diputación Permanente de la Sexagésima Primera Legislatura del Honorable Congreso del Estado, en la sexta sesión ordinaria celebrada el día ocho de septiembre del año dos mil ocho, se turnó a las Comisiones Permanentes Unidas de Justicia y Puntos Constitucionales y de Transporte, Tránsito y Vialidad, la “Iniciativa con proyecto de Decreto que reformó los artículos 12 fracción I, 67 fracción III, 79 y 166 de la Ley de Tránsito y Transporte para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave”.

Así, en el marco de las acciones que se realizaron en ese momento en materia de seguridad pública por parte del Honorable Congreso en el Estado de Veracruz, que llevó como finalidad el garantizar la seguridad y convivencia armónica de los veracruzanos y de quienes transitan por el territorio estatal, a fin de brindar mayor seguridad a quienes registren sus vehículos en el padrón vehicular del Estado, se determinó por unanimidad de votos que se instalaran las placas metálicas que otorgará la Secretaría de Finanzas y Planeación, con las medidas de seguridad que fueran pertinentes; así como la calcomanía con un chip que identifique electrónicamente a ese vehículo con una clave irrepetible e infalsificable, conforme a la tecnología de identificación vehicular por radiofrecuencia y a los lineamientos técnicos definidos por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública para la colocación del TAG (chip con antena) que acreditará la inscripción en el Registro Público Vehicular Nacional, para facilitar a las autoridades la identificación rápida y eficiente de los datos en cada una de las unidades que estén dadas de alta en dicho padrón.

Dada esta disposición legal, a parir de su autorización por parte del Honorable Congreso del Estado, ninguna unidad registrada en el Estado podrá circular sin cumplir debidamente con las medidas de seguridad que en beneficio de los veracruzanos se tomó.

De igual manera, para otorgar seguridad a quienes transiten por las vías de comunicación de territorio estatal y dado que quienes ocultan sus rostros y acciones, emplean vehículos con cristales que impiden la visibilidad hacia su interior, en la iniciativa se propuso que en la Ley de Tránsito y Transporte para el Estado, en el Capítulo VIII del Título Segundo, relativo a la circulación de los vehículos, se estableciera en su artículo 79, además de las disposiciones para que un vehículo pueda circular por la vía pública, la prohibición de tener sus cristales con tinta, película o cualquier material que impida la visibilidad hacia su interior.

Para que las medidas referidas sean aplicadas con eficiencia, fue indispensable que su infracción y sanción se encuentren debidamente establecidas en el mismo cuerpo normativo, por lo que también en el cuerpo de la iniciativa se reformó al artículo 166 para incorporar como causal del retiro de circulación que un vehículo carezca de la placa metálica de registro con las medidas de seguridad pertinentes o cuyos cristales impidan la visibilidad hacia su interior.

Salvo cuando éstos vengan instalados de fábrica, de acuerdo con las normas expedidas por la autoridad federal correspondiente, o cuando así se requiera por razones médicas, debidamente acreditadas y cualquiera de estas circunstancias se indique en la tarjeta de circulación, y contar con los sistemas y accesorios, requisitos de peso y dimensiones que se señalan en la Ley, su Reglamento y demás normatividad aplicable.

Las autoridades de tránsito retirarán de la circulación a los vehículos, cuando se contravenga lo dispuesto en el párrafo anterior, independientemente de aplicar la sanción que corresponda.

Me permití comentar a detalle lo anterior, en virtud de que el nuevo reemplacamiento planteado por el ejecutivo estatal, fue legislado desde el 2008 y en este momento se toman cartas en el asunto y lo lleva a la práctica. Que el gobernador lo implemente gratuitamente incluyendo el Chip de seguridad, es una decisión congruente con la situación económica dramática en que se vive.

Sin duda está disposición abonará favorablemente al tema de inseguridad en que se vive, sólo esperamos que la autoridades competentes (Agentes de Tránsito, Seguridad Pública y Autoridades Federales en materia de seguridad), cumplan al pie de la letra la ley y no abusen de su investidura. ¿Usted qué Opina?

alfredotress@hotmail.com