• ¿Y las tarjetas navideñas?
  • No explosivos para niños
  • Cambios en carros de alquiler

Los tiempos cambian. Hace años había la tradición de mandar tarjetas navideñas, donde se decía, “Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo” ahora todo esto se ha perdido. Los empleados de correos no se daban a vasto, repartiendo estas tarjetas de felicitaciones. Sin embargo hoy todo se ha olvidado, dicen muchos, por el alto costo que tienen las tarjetas navideñas y ya no es posible encargar 25, 50 o hasta 100, porque en realidad ya no se puede.
Por lo que esta tradición, poco a poco va muriendo, hasta llegar a no repartir almanaques que tiene un precio muy alto. Todo por servir se acaba.

Mañana es la quema de “El Viejo” en barrios y colonias de la cuidad. Se hará la despedida de año viejo, por lo que la compra de cohetes, palomas gigantes y el llamado “corredizo”. Se venden al por mayor. Que los padres no les den dinero a los niños, para la compra de explosivos. Podría un artefacto explotarle en las manos.
Prohíbale al chiquillo comprar “accidentes”, mejor cómprele ropa, estará más a gusto que quemar el dinero en cohetes. Gracias por prestar atención al mensaje.

Hasta el mes de marzo se cumple el plazo para hacer cambios en los taxis, con nueva rotulación, como parte de la segunda etapa de reordenamiento del trasporte.
Los taxistas conservarán los mismos colores, es decir, rojo y blanco, sin embargo; tendrán una variación en los costados de la unidad, donde será colocada una franja amarilla, así como en la parte de arriba del parabrisas, de igual forma para las palabras localidad será sustituida por región, ya sea San Andrés Tuxtla, también los números económicos serán renovados, por lo que se trata de nuevas concesiones de carros de alquiler.

Feliz 2018, son los deseos de la señora Eisalda, Hernández Pérez, doctor Roberto Francisco Enriquez Hernández Pérez, Gerente General y Director, también de Juan Carlos Absalón, subdirector; de redacción, Christian Antemate Toto, Emir Palma Rueda; jefe de información, Abel Cadena Pérez; y Directora de Relaciones Públicas, Cariño Enriquez Hernández se unen a la prosperidad y unión para todos los hogares y claro, para los lectores de este diario Eyipantla Milenio. Un fuerte abrazo.

Un borrachito abrazó un poste, decía: yo no lo digo, yo no lo digo, don policías que pasaban junto a él, dijeron, este debe ser el asaltante, le preguntan, oyes porque no lo dices, el borrachito les contesta, vean arriba del poste, los policías miraron había un letrero que decía “diga okey”.