• Freno al despilfarro presupuestal en el Congreso

Aunque a nivel federal ya se han anunciado drásticos recortes en los presupuestos de gastos de todas las dependencias y la Cámara de Diputados que serán puestos en vigor a partir de la próxima administración entrante, aquí en el terruño veracruzano pareciera que no han sido escuchados esos anuncios, o al menos no se han dado a conocer que se vayan a poner en práctica de igual manera.

El que sí ha dicho que se va a bajar el sueldo de él y de los funcionarios de primer nivel, desde secretarios, subsecretarios, directores y hasta jefes de departamento, es el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez.

Pero en el Congreso local, no se ha dicho nada al respecto, como si quisieran aplicar la norma de que “calladito te ves más bonito”.

Y es que tratándose de medidas de austeridad y recorte presupuestal, en el Congreso de Veracruz hay mucho que hacer.

Hasta ahora, los diputados y diputadas de MORENA que serán mayoría y en consecuencia podrán poner en práctica todos los cambios que se les antojen, no han declarado nada respecto a bajar sueldos, compensaciones, viáticos, seguros de vida, gastos médicos y tantos y tantos renglones en lo que hasta la actualidad se gastan los millones de pesos del presupuesto.

Vamos, acá en Veracruz, ni siquiera han anunciado quien será el coordinador de la bancada de diputados de MORENA y en consecuencia, el presidente de la Junta de Coordinación Política.

A nivel federal, el presidente de la Cámara de Diputados, Edgar Romo, reconoció que el Poder Legislativo tiene “áreas de oportunidad” para reducir gastos y ejercer un presupuesto más racional en materias como la de servicios personales.

Hace unos días se reveló que el Congreso de la Unión registró un sobre ejercicio de mil 247 millones de pesos en sueldos y salarios de altos funcionarios en solo tres años, mientras el número de plazas de mando aumentó de 872 a mil 135 en la Cámara de Diputados y el Senado de la República durante las últimas tres legislaturas.

Nada más en tres rubros de gastos los viáticos, bonos y gasolina, esos privilegios en congresos locales costaron 10 mil millones de pesos.

Esta semana el IMCO publicó su Informe 2018 sobre los gastos de las 32 Cámaras legislativas locales de México; el costo de los «privilegios» reportados supera por más del doble los cuatro mil millones de pesos que legisladores electos de Morena proponen reducir a nivel federal.

Privilegios como bonos, pago de combustible y viáticos de diputados en los Congresos locales costaron en el último año 10 mil 504 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) sobre la “ineficiencia” legislativa.

Aquí en Veracruz es donde más aguinaldo reciben los diputados, 92 días, que implican 178 mil pesos extras a su 58 mil de salario mensual. La mayoría de Congresos estatales pagan solo entre 40 y 60 días de aguinaldo.

Como una muestra del derroche que se hace con el presupuesto multimillonario del Congreso Local, esta semana nos hicieron llegar, las copias de los recibos de sueldos, subsidios y gastos a comprobar por los dirigentes del sindicato de trabajadores de la Legislatura del Estado.

Por ejemplo, un recibo de pago de $38,170.66 por concepto de pago de la quincena 13 del 2018, es decir que mensualmente tiene un sueldo de más de 78 mil pesos, que ni el mismísimo gobernador del estado lo tiene.

Eso no es todo, también hay un recibo de pago por “subsidio sindical” por $100,000.00 correspondiente al mes de julio.

Otro recibo más, “por gastos a comprobar” correspondiente al mes de julio por $25,000.00.

Entonces, si esos son los sueldos, subsidios y gastos a comprobar que mensualmente reciben los directivos del sindicato de trabajadores del Poder Legislativo, habría que imaginar lo que se gasta en pagos a los y las señoras diputadas.

Por eso es que hasta ahora, los diputados y diputadas de la entrante Legislatura Estatal no se han pronunciado al respecto, pensando tal vez ilusamente, que van a poder continuar ellos también recibiendo tales canonjías.

Aunque ya también el gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez ha anunciado que por principio de cuentas, se tendrán que hacer auditorias a las distintas áreas del Congreso, como lo obliga la ley, para constatar la forma en que se han gastado los presupuestos.