• ¿Erick Lagos, “El Empistolado”, le cobrará la “factura” a Cuitláhuac García?

 En los corrillos políticos de la capital del Estado Xalapa y círculos muy cercanos y cerrados al próximo Gobernador de Morena, ha trascendido que quien tiene boleto asegurado para seguir mamando de la ubre presupuestal, pese a los serios y graves señalamientos de podredumbre y corrupción abismal y copartícipe de la peor administración gubernamental de Veracruz  que se recuerde en la historia, es nada más y nada menos que el “hijo putativo” de Fidel Herrera Beltrán; amigo, aliado y cómplice de quien lo incrustó en el “pinche poder” como el dos de su administración, el nefasto Javier Duarte de Ochoa.

Créalo o no, pero me cuenta un contacto del altiplano, que el ahora ya conocido como el “empistolado” de los bajos Llanos del Sotavento, por eso de presumir una pavorosa pistola tipo escuadra de grueso calibre al cinto, se anda promoviendo como el principal asesor Jurídico de la administración gubernamental de Cuitláhuac García Jiménez.

Aunque suene descabellado esto no podría ser un imposible ya que en el pasado político de ambos, la “amistad”, alianza y complicidad se dio en torno a la “estrategia política” para respaldar, con muchos cientos de millones de pesos, el primer intento de Cuitláhuac García para alcanzar la gubernatura en el 2016, traicionando incluso a su partido tricolor y el candidato indeseable de Duarte a quien le regaló una caña de pescar, sí, efectivamente, nada más y nada menos que Héctor Yunes Landa, pero les ganó el rival más odiado Miguel Ángel Yunes Linares.

En la posición de poder de primer nivel, tanto político como económico, que con pedantería y soberbia, característico en él, podía eso y más el oriundo de Isla Veracruz, ya sabía tejer la tenebra gracias a su “maestro” Fidel Herrera.

Sí, así es, me estoy refiriendo al ex cargamaletas de Herrera Beltrán, exdiputado local por Santiago Tuxtla, exdiputado federal del PRI en el distrito de Acayucan y ex de otras “chuladas” y perversidades más; Erick Alejandro Lagos Hernández.

El tipo se la da de muy chingón en materia  jurídica, todo un “Juan Camaney” en las estrategias electorales y políticas y afirman que vocifera tener gran experiencia en las políticas públicas y fuertes “aliados” entre los representantes de los institutos políticos  sectores y organizaciones a quienes siempre les extendió el “billete grueso”, y su “gran amistad” con el futuro gobernante de Veracruz, le habrá de permitir convertirse en el “mega” asesor jurídico.

Hace ya algunos meses alguien se atrevió a decir; “Javier Duarte les daba la maleta en Casa Veracruz, en la Secretaría de Gobierno y por todos lados a todos”, nadie se escapaba, vamos, ni siquiera Morena y eso fue todo un escándalo en pleno proceso electoral del 2016 en las que se habló de más de ochocientos millones de pesos y en las que salió embarrado el enlace del partido “La Esperanza de México”,  Gabriel Deantes, subsecretario de Finanzas.

De ser cierto este aberrante escenario de complicidades entre el priista Erick Alejandro Lagos Hernández y el señor Gobernador Electo de Morena, el primero se estará enfrentando a sus propios demonios que dejó sembrados en la geografía veracruzana y en otros puntos de la República mexicana, por eso del incumplimiento de negocios millonarios, su vinculación al crimen organizado, tal y como lo evidenció Raúl Lucio Hernández alias “El Lucky”, en el 2012, el cual por cierto fue todo un escándalo a nivel nacional, así como diversos actos de corrupción y enriquecimiento ilícito tras incursionar en la función pública, en tanto que el segundo, dejará entrever su incongruencia, deshonestidad y falta de palabra para con el pueblo que voto por él en las urnas gracias al efecto de Andrés Manuel López Obrador y Morena, tras el ofrecimiento de que acabarían con toda la estela de corrupción en las esferas administrativas gubernamentales y de que meterían a la cárcel a todos los que se robaron los dineros del pueblo.

A ver si no comienza la desilusión entre el pueblo con este tipo de pactos, acuerdos y alianzas perversas.

Tavo Pérez, en la incansable gestión

Obras positivas y de gran impacto habrán de aterrizar en el municipio de San Andrés Tuxtla en los meses por venir ya que el alcalde Octavio Pérez sostuvo una reunión de trabajo en la Ciudad de México con los senadores Ricardo Ahued, de Morena y Julen Rementería, de la Alianza PAN PRD y MC, lo que demuestra el buen tacto y oficio político del edil que llegó a la administración municipal  vía Independiente, pues ha demostrado hoy por hoy que tocando puertas en las diversas dependencias gubernamentales, en el ámbito estatal y Federal y contando con el respaldo de quienes son la clave para destrabar los recursos económicos necesarios para diversas obras, el progreso y el bienestar de su pueblo va por buen camino, sin importar de qué color o corrientes partidistas son los aliados y amigos, lo fundamental y elemental es que le vaya bien a su pueblo. Bien.