• Despidos masivos del gobierno
  • La llegada de cruceros a Veracruz

Es bien sabido que la cuesta de enero al principio del año es la más difícil de superar, por muchas razones, pero para 12 mil 817 trabajadores que están siendo despedidos del gobierno federal seguramente que habrán de resultar no solo muy difíciles sino catastróficos.

Porque no se trata solamente de 12 mil 817 trabajadores, sino que hay que agregarle a los miembros de su familia, en donde en muchos de los casos son el sostén del hogar.

Aunque quizás lo más alarmante sea el anuncio de los propios despedidos, de que el objetivo a alcanzar a lo largo del sexenio es el prescindir los servicios de 222 mil 515 trabajadores de distintas dependencias federales, pues se planea reducir el 70 por ciento de las 317 mil 979 plazas de confianza que hay en la actualidad.

De ese tamaño es el problema, que apenas a poco más de 30 días de la Cuarta Transformación, ya dejó en la calle a 12 mil 817 trabajadores y sus respectivas familias.

Aquí en el terruño veracruzano, no se sabe cuanto son los trabajadores que ya están siendo despedidos también y cuantos más se les sumarán.

Por lo pronto, empleados del Sistema de Administración Tributaria el SAT procedentes de varias partes de la república se manifestaron frente a Palacio Nacional, por lo que consideran un despido injustificado.

Este es el caso más sonado el de los trabajadores del (SAT) donde, de acuerdo con Rodolfo Martínez, socio del despacho Trusan & Roma, han tenido contacto con más de dos mil personas despedidas de esta dependencia, las cuales buscan defenderse legalmente.

El recorte también llegó a 900 empleados del DIF en la Ciudad de México, según la denuncia de trabajadores el 28 de diciembre. Directivos de la nueva administración, encabezados por Esthela Damián Peralta, les solicitaron la renuncia a más de 150 empleados de estructura y despidieron a 750 trabajadores que laboraban por honorarios, con liquidaciones menores a las que marca la ley.

También, vía Twitter, el 21 de diciembre se denunció el despido de 500 empleados de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). “La excusa es que la austeridad obliga a eliminar el Programa de Empleo Temporal. Les avisaron a través de una videoconferencia y sólo les dieron las gracias. Así no López! #CPT”, escribió la organización ConsultaParaTodos #CP, en su cuenta de Twitter, donde compartió varios videos de la forma en que los empleados fueron notificados.

En ProMéxico, dependencia de la Secretaría de Economía, fueron despedidos 300 de los 400 empleados, pero los otros 100 también correrán la misma suerte en un proceso que concluirá en marzo.

 “No hay justificación para despedir, no ganamos mucho y no somos aviadores, tampoco merecemos el trato prepotente y amenazante”, comentó uno de las despedidos.

Están también los 665 que incluyó el reajuste en la Secretaría de Gobernación y los mil 805 que salieron de la planta laboral de esa dependencia y que buscarán reacomodo en la nueva Secretaría de Seguridad Pública.

En la Comisión Reguladora de Energía el recorte en el Presupuesto para 2019 provocará el despido de 367 trabajadores eventuales, según notas periodísticas. En Tabasco, empleados del Seguro Popular se manifestaron el jueves en las oficinas de esa dependencia, para protestar por el despido de 500 vía WhatsApp, sin documentos oficiales de por medio. En otras dependencias como la Secretaría de Cultura, el IMSS, la Sedesol y Presidencia, también hay despidos, aunque hasta el momento se desconocen las cifras.

Entre las quejas de los trabajadores está que no solo están perdiendo empleos en los que llevaban 10, 15 o 30 años de antigüedad, sino que se van con las manos vacías, pues en muchos casos los quieren hacer firmar la renuncia sin liquidación.

En redes sociales circulan videos, cartas y testimonios de decenas de empleados que han sido despedidos “sin liquidación e ilegal a todas luces”. En otros casos se reclama el pago de favores como causa del despido, como el del director del ILCE (Instituto Latinoamericano para la Comunicación Educativa), Arturo Velázquez, quien tuvo que renunciar para dejar el puesto a Enrique Calderón Alzati, presidente de la Fundación Rosenblueth y encargado de las famosas consultas populares.

Es una verdadera lástima, que al parecer, las autoridades de turismo en el Estado de Veracruz todavía no alcanzan a comprender y dimensionar la importancia que la actividad cruceristica -la llegada de turismo por cruceros- tiene para nuestro país y que desafortunadamente no es aprovechada hasta la fecha en nuestra entidad.

Dos datos pueden dar luz sobre la actividad cruceristica en nuestro país: el año pasado esa industria aportó 480 millones de dólares, que habrá que multiplicar por 20 para tener una idea aproximada de cuantos millones de pesos dejaron de derrama económica.

Otro dato significativo, nuestro país registró dos mil 362 arribos con seis millones 975 mil cruceristas que vienen a dejar divisas a las regiones.

El puerto de San Miguel, -así se llama no es porque sea propiedad de nosotros- en la isla de Cozumel, Quintana Roo, concentra a la fecha la mayor actividad cruceristica, pues es a donde llegan un buen número de barcos cargados de turistas.

En 2018, México superó las expectativas en turismo de cruceros, con un crecimiento de 7.2 por ciento en el número de turistas por barco, y de 4.0 por ciento en llegadas de cruceros a puertos locales, y una derrama de 480 millones de dólares.

Así las cosas, el puerto de San Miguel, en la isla de Cozumel, concentra a la fecha la mayor actividad crucerística de México, de acuerdo con datos de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante. De enero a noviembre, México registró dos mil 362 arribos y seis millones 975 mil cruceristas, lo que muestra un repunte del 4.0 por ciento en el número de llegadas y de 7.2 en la cantidad de pasajeros por barco. Datos del Banco de México (Banxico) revelan a su vez que la industria de cruceros aporta al país unos 480 millones de dólares.

México seguirá una tendencia al alza en arribo de cruceros, pero también en el número de mexicanos que desean viajar por barco de acuerdo con la empresa Princess Cruises para América Latina.

El turismo uno de los tres grandes motores de captación de divisas extranjeras. México ocupa el lugar 15 en la escala de los países más visitados del mundo, pero no está ahí por casualidad. Se ha logrado con enormes inversiones, muchas extranjeras, en hoteles y otros atractivos. Estos incentivos no se dan a conocer solos – requieren de promoción, constante y profesional, respaldados por mantenimiento y eficiencia en los destinos.

Aunque al parecer ahora en la Cuarta Transformación del país, todo eso quedó fuera del Presupuesto, porque ahora lo único que importa en materia turística es el famoso tren maya puede ser una idea genial para atraer turismo, pero sus apenas 8 millones de pasajes proyectados por año, quedarán vacíos si nadie sabe que existen.

Aquí en nuestro terruño veracruzano, la llegada de cruceros, solamente se ha dado de manera accidental, cuando algún huracán amenaza en el Golfo de México y se vienen a refugiar al puerto de Veracruz o en Tuxpan.

Hasta donde se sabe, en la ampliación y modernización del puerto de Veracruz no se tiene contemplado el dedicar alguno de los muelles para la llegada de los cruceros internacionales.

Y no se tiene contemplado simplemente porque no hay cruceros que lleguen a nuestras costas, porque tampoco se ha trabajado para promover su llegada.

Los cruceros internacionales no llegan solos, para que incluyan a alguno de los puertos del estado de Veracruz, se necesita hacer una labor de convencimiento, mostrando las riquezas culturales y atractivos turísticos con que ya se cuenta, pero que no son aprovechados.

Pancho López el filósofo de mi pueblo, se pregunta ¿hasta cuando habremos de seguir escuchando que en otras partes de la república llegan miles de cruceros al año y dejan millones de dólares en derrama económica, sin que se incluya a Veracruz en las rutas de las empresas navieras?