El despilfarro de los partidos políticos

  • Gastan millones en actividades particulares
  • El PAN en Veracruz hizo gastos excesivos de gasolina por 8.2 millones
  • El OPLE pretende que le den 180 millones más para repartirlos

Este miércoles 6 de noviembre, se habrán de dar a conocer oficialmente los resultados de la fiscalización que el INE Instituto Nacional Electoral hace a los partidos políticos, en la que se informará en el pleno del Consejo General que los distintos partidos utilizaron los recursos millonarios que se les otorgan en forma irregular.

En realidad, esto no tiene ninguna novedad, porque todo mundo sabe que los partidos políticos son utilizados como una franquicia -algunos son explotados como si fueran propiedad familiar- para hacer negocios en los distintos escenarios donde tienen participación.

En la sesión del Consejo General del INE se van a aplicar sanciones por más de 714 millones de pesos por el uso irregular de recursos públicos asignados en 2018.

Es por ello que en la lista de gastos irregulares, figuran la compra de electrodomésticos, adornos de jardinería, cursos de capacitación fantasmas, gastos excesivos e injustificables, pasajes de avión, viáticos sin fines partidistas y hasta asesorías patito.

Aterrizando el reporte en nuestra entidad veracruzana, como resultado de la fiscalización también se detectó que el Comité Estatal de Veracruz del PAN, bajo la presidencia del empresario Pepe Mancha, hizo gastos excesivos de gasolina por un monto de 8.2 millones de pesos en días y horas en los que el partido no llevaba a cabo actividad alguna, además de gastar poco más de 3 millones de pesos en la renta de mobiliario y 3.5 millones de pesos en alimentos para cursos que nunca se hicieron.

Pero también el casi extinto partido en Veracruz, el PRD destinó 2.9 millones de pesos para “20 cursos de capacitación” impartidos por personas cuyos currículos contienen extractos idénticos que se encuentran en sitios de internet y presentaron diapositivas que fueron ubicadas en varias páginas, cuyos autores no corresponden a los ponentes.

Además de que los asistentes a dichos cursos se limitan a 30 personas, que en muchos casos aparecen en más de un taller que fue impartido a la misma hora y en distintos puntos, o que la temática era similar.

Otro más en Veracruz, el Partido Verde gastó más de 12.4 millones de pesos en asesorías y consultorías —lo que corresponde más de 50 por ciento de los recursos que recibe en la entidad— ofrecidas por personas cuya trayectoria o experiencia corresponde a otras, tal y como lo acreditó la Unidad de Fiscalización del INE.

Por todo lo anterior es que la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, que está estrenando nueva mesa directiva, deberá de revisar con lupa grande, la solicitud que está haciendo el OPLE, que preside Alejando Bonilla Bonilla y que pretende que le aumenten el presupuesto millonario que en este año, en que no hubo elecciones estatales, se gastan $551,190,878.00 y pretenden que les den 180 millones más.

Así las cosas, el Organismo Público Local Electoral en el Estado de Veracruz pretende que el año entrante le entreguen un presupuesto de 740 millones de pesos, de los que 355 millones de pesos son precisamente para las llamadas “prerrogativas y partidos políticos”, esos a los que ahora el INE sancionará, esta semana, por haber gastado millones de pesos en actividades que nada tienen que ver con la agenda política.

Independientemente de que ya a nivel federal, la Cámara de Diputados y la de Senadores, aprobaron reducir en un 50 por ciento los presupuestos que se entregan a los partidos políticos, paladines de la democracia.

Todavía están a tiempo, los diputados y diputadas, de aplicar la política de austeridad republicana que se viene pregonando, al no solo no aumentar, sino por el contrario, bajarle el presupuesto de 740 millones de pesos que pretende el OPLE en Veracruz, que se le otorgue el año próximo.

La pelota está en la cancha de los diputados locales, que al final de cuentas, son los que tienen la responsabilidad de discutir y aprobar el presupuesto de la Ley de Egresos para el año entrante.

Veremos si la mayoría de MORENA pone en práctica la tan cacareada austeridad y se la aplican al presupuesto del OPLE o si nada más se trata de un discurso político para lucirse en la tribuna.