• ¡Ni revolucionario ni institucional!
  • PRD a la deriva
  • Preparan trincheras ante el 2021

“El escepticismo en política es una prueba que la razón se pierde razonando, siempre debemos tener en cuenta viejas memorias y esperanzas jóvenes”.

La arrogancia sigue siendo característica en la cúpula del añejo y antagónico PRI, lo que presume con su soberbia su nuevo dirigente nacional y es lo más nos avergüenza como mexicanos, las instituciones que respetan estos nuevos herederos de la dinastía priista son las viejas prácticas que abrazan como tradiciones, como el viejo cuento de transformación y renovación toda vez que los ciudadanos ya los tienen al descubierto como fantasma de esa pesadilla política dictatorial.

Por tantos años sembró la crisis en el país y que cada vez menos quieren recordar, lejos de pretender dramatizar, debemos aceptar que “el clientelismo” con el que suelen crear lealtades es simplemente una de sus ya conocidas trampas en la que hacen creer al ciudadano que le regalan o hacen favores cuando en realidad le entregan como limosna lo mismo que ya les han robado con anterioridad, y por siempre con su sucia habilidad renuevan los instrumentos propios de la manipulación para extender la idea nuevamente de que con el PRI se avanza por la senda democrática.

¡uf! ¡uf! Después de tanto tiempo de ostentar el poder de manera caciquil, corrupta y perversa nunca resultó ni revolucionario ni institucional el PRI.

La ira en política es como el fuego, solo se puede apagar al primer chispazo, después es tarde, el PRD vive el peor momento de su magra historia y en peligro de desaparecer. Buscando sobrevivir hace todo para plegarse al PAN, el golpe violento de su debacle se lo asestó en su tiempo la salida de Andrés Manuel López Obrador, lo que causó la gran desbandada de militantes amarillos, hoy la unidad perredista es inexistente, su refundación un espejismo. ¿Dónde carajos está la izquierda que presumen él y quiénes se cobijan en el PRD? sin rumbo definido es hoy la imagen generalizada de la fragmentación política. Al PRD lo habían convertido en la cuna adoptiva de priistas desertores y vive en la peor de las contradicciones cuando ataca al PRI, pero nutre sus filas de antiguos priistas, por ende el PRD suele ser víctima de sí mismo. De su fundamentalismo y prácticas estigmatizante. Del bandolerismo cupular quienes han confundido la autoridad del liderazgo con el fanatismo y la intolerancia ¿qué le ocurrió al PRD? le ocurre, lo peor que le puede suceder a un partido político, perdió el rumbo, y hoy nadie sabe en qué cree o que defiende el PRD.

Los dogmas comienzan a caer, el exceso de pragmatismo en el PAN ha provocado que los principales partidistas sean relevados a segundo término en dosificada actitud política.

Nada correcto sea perder la brújula doctrinaria y teórica de los principios. El PAN sacando al PRI del palacio nacional no dejó marca panista en esos 12 años de gobierno presidencial porque solo se dedicó seguir los patrones que fueron establecidos, desarrollados, trazados en tiempos del PRI océano siguió siendo gobierno las huellas que trazo el PRI durante tantos años en el poder.

En la hermana república de topotilandia, en el horizonte del lago, se avizora un oleaje encrespado, algo anda mal y por su fuera poco, apesta, los enemigos de la soberanía de Catemaco son invasores “tingoliches” politiqueros que vuelven amenazar su autonomía y obsesionados por el poder gente como Gonzáles Azamar que padece la esquizofrenia del presidencialismo municipal; al que no le bastaron 10 años de saqueo a las arcas municipales: trienio 1991- 1993, trienio 2008 – 2010, cuatrienio 2014 – 2017 que intenta venir por más ante el repudio generalizado de los catemaqueños que no olvidan viejos agravios de Azamar al que cobrarían factura, al igual que a Sergio Cadena con quién por cierto, Azamar se peleaba y al final se casaron, se dice que en política sobrevive el más corrupto, cuando lleva en la cabeza a su enemigo.

En topotilandia sin importar tiempos y formas desde ayer anda alborotado el tingolichero y cuando los ríos se desbordan el lago crece.

¿Y qué creen? le rejuveneció su corazón político al Lic. Tomás Montoya y viene por sus fueros, lo mismo el Ing. Salvador Guerrero Moreno, ambos ex/alcaldes municipales, la ex/sindica Lic. Teresa Moreno Gómez tambor desde la Villa Flores, así como el ex/secretario del H. Ayuntamiento Lic. Gilberto Uscanga desde la procuraduría ambiental lanza suspiros políticos hacia el mágico municipio. El maestro y biólogo Sergio Emilio Brizuela, el famoso rayo, sesiona con un grupo de todólogos con miras al 2021.

En ese tenor con más bríos y experiencia regresa la Lic. Julia Hernández Ortiz decidida alcanzar su objetivo municipal, en ese rubro resuena el nombre del Dr. Pedro Gonzáles y en este prematuro inicio de guerrillas políticas los jóvenes buscan un espacio como el Dr. Orlando Morrugarez, el Ing. Alberto Hernández y el Lic. Tomás Taxilaga entre otros que, aunque los vientos no soplen a su favor, buscan notoriedad política a futuro.