• Las olvidadas postales de “México fotográfico”

En casi todas las postales antiguas con vistas de nuestras ciudades y poblados, es común ver en el ángulo inferior derecho o izquierdo, una estilizada marca: MF.

Son las siglas que identificaron a la agencia México Fotográfico, a la que debemos las fotografías más variadas y bellas de panoramas urbanos y rurales; así como muestras de usos y costumbres típicos de casi todo México…

Cuando concluyó la lucha armada, allá por 1920, durante la presidencia del general Plutarco Elías Calles, comenzó la reconstrucción del país; se respiraba un espíritu nacionalista, de reafirmación de lo mexicano y sus valores. El movimiento muralista es muestra de ese renacimiento posrevolucionario que pronto abarcó la fotografía…

En ese contexto de la vida mexicana don Demetrio Sánchez Ortega un agente comercial, madura la idea de documentar a través de la fotografía la realidad del país y así crear un acervo visual que incluyera todo los sitios, donde se pudiera llegar , a lo largo y ancho del país..

Don Demetrio Sánchez Ortega, nació en 1898 en Huatusco, Veracruz. Muy joven emigró a la ciudad de México, Como agente viajero de la Cervecería Moctezuma, su trabajo consistía en visitar diversos sitios de la república promocionado la cerveza. Así, recorrió gran parte del territorio y tal vez conoció y trató a fotógrafos extranjeros. Quizás ello le despertó la idea de recoger en postales la riqueza paisajística urbana y humana de México y darla a conocer a través de las postales.

Autodidacto, Sánchez Ortega se involucró en el arte y la técnica fotográfica. Y en 1925 fundó la empresa México Fotográfico, con sede en la colonia Guadalupe Hidalgo de la ciudad de México, dedicada a la manufactura de tarjetas postales, de la que él fungió como director. Involucró en la empresa a sus hijos, quienes se encargaron de la administración, revelado, impresión y reproducción, mientras don Demetrio viajaba por los medios de transporte a su alcance; el tren, a lomo de bestias, en cayucos , en vapor… o simplemente caminando….Al, poco tiempo contrató y adiestró a un grupo de fotógrafos profesionales que se dedicarían a recorrer rutas asignadas…

Y con la experiencia de su antiguo empleo de agente viajero, implantó la estrategia de que sus fotógrafos, además de tomar vistas, actuaran como agentes de ventas y promotores de las postales en las grandes y pequeños comercios de las ciudades que visitaban y fotografiaban.

De 1925 a 1970 Las vista o postales de MF abarcaron todos los estados del país. Las vistas presentaban los aspectos más característicos de pueblos y ciudades, gente, paisajes, costumbres, aspectos típicos…

Así reunieron un acervo documental que cubrió en fotografías casi medio siglo de la vida mexicana…Además, las postales fueron un medio eficaz de divulgación turística, cuando esta actividad apenas comenzaba a despuntar como factor económico, de desarrollo social y convivencia humana, tanto en la nación como en el extranjero…Pues ¿quién de visita en sitios extraños no enviaba una postal a sus seres queridos…?

En muchos archivos fotográficos o fototecas, están presentes las postales de México Fotográfico, desde los años 20 hasta los 70 cuando cerró la agencia. El rico acervo fotográfico pasó a resguardo de la Fototeca Nacional, con sede en Pachuca, Hidalgo…Al parecer se ha cumplido ya el plazo establecido por la ley para los derechos de autor; por tanto, las postales de MF pueden ser reproducidas por quien lo desee, siempre y cuando se conserve el crédito respectivo

Pero es frecuente el caso de quienes por lo ignorancia o con pleno conocimiento de causa violan las más elementales normas del respeto y el derecho de terceros. Así hay quienes borran la marca o logotipo de MF a las postales originales o sobreimponen su nombre o su logotipo, como si la fotografía hubiera sido tomada por ellos o fuera de su propiedad…Algo indebido, que en Catemaco ha cobrado auge.

En los Tuxtlas, los fotógrafos de MF realizaron gran labor. El archivo de la agencia, que resguarda la Fototeca Nacional, en Pachuca, posee no menos de trescientas postales de los tres pueblos de la región…Hay algunas vistas que nunca circularon y son verdaderas joyas del arte fotográfico…

En el caso de Catemaco, los fotógrafos anónimos de MF fueron los primeros que tomaron vistas del pueblo, desde lo alto de la torre del reloj, de la torrecilla del templo o de los cerros cercanos. También fueron los primeros que fotografiaron en acercamiento –tal vez entonces no había lente zoom- la imagen de la Virgen del Carmen, de cuerpo entero o sólo el rostro….

Esas vistas o postales, reproducidas en diversos tamaños (desde carta, postal o miniatura) y siempre en tono sepia se difundieron por toda la república. Aún es posible encontrarlas y contemplar el rostro original de la imagen, así como ver el nicho que la resguardaba…

Por los años 20 o 30, en Catemaco, don Agustín Moreno Armengual se dedicaba a la fotografía profesional. Le tocó documentar casi todos los aspectos de la vida catemaqueña…y fotógrafos aficionados como don Gerardo López plasmaron en sus placas la cotidianidad pueblerina…¿Habrán tenido los señores Moreno y López tratos o intercambio de trabajos con los fotógrafos de México Fotográfico, les habrá proporcionado material , habrán intercambiado postales…?

Las postales del lago de Catemaco y sus parajes son abundantes…Imaginamos a esos artistas de la lente internándose por senderos desconocidos cargando los pesados implementos: aparatosas cámaras, las cajas de negativos, los líquidos para el revelado y fijado de las imágenes…Debe haber sido una pesada aventura…que tal vez, al llegar a su sede, en ciudad de México, sería bien retribuida; pues es de notar que escasas postal tienen el crédito o nombre de quien las tomó; casi todas llevan solamente el logo de MF.

Siguiendo una buena estrategia de mercado, en gasolineras, farmacias,hoteles, papelerías y otros negocios de cada ciudad se podían adquirir postales, para enviarlas a los amigos o seres queridos como recuerdo o como testimonio de haber estado en ese sitio…Los turistas, principalmente norteamericanos eran consumidores asiduos de esos suvenires…

Ya para los años 50, las postales dejaron de ser positivos fotográficos y fueron reproducidas en offset; el sepia y el blanco y negro dieron paso al color…Pero, infortunadamente, fueron los últimos años de esa empresa familiar, que por circunstancias desconocidas cerró sus puertas, dejando un valioso legado fotográfico… Legado que otras empresas han tratado de imitar…con éxito comercial, tal vez; pero seguramente –pensamos- sin el ojo artístico que poseían aquellos intrépidos pioneros de la fotografía que recorrieron casi palmo a palmo el país, para dejar un testimonio visual bello e inapreciable.