Vie. Abr 19th, 2024

Los incendios forestales que se registraron desde el pasado 24 de marzo en las Altas Montañas de Veracruz dejaron severos daños, no solo en hectáreas, sino también en la vida de los animales, los cuales han resentido los graves efectos, falleciendo al ser alcanzados por el fuego.

El Consejo Intermunicipal Ambientalista informó que 16 familias de las Altas Montañas en Veracruz perdieron su casa, debido a que los incendios forestales se prolongaron por al menos de una semana.

Los incendios forestales lograron alcanzar bosques en algunos municipios como: Soledad Atzompa, Nogales, Maltrata, Huiloapan de Cuauhtémoc, y Texhuacán, donde algunas especies que habitan estas zonas se vieron expuestas y terminaron falleciendo a causa de las grandes llamas y las altas temperaturas que se originaron.

Qué especies fallecieron por incendios forestales en Veracruz

De acuerdo con los ambientalistas, algunas de las especies que son consideradas en peligro de extinción y que son nativos de estas regiones de las Altas Montañas fallecieron, estas son:

  • Xenosaurio
  • El lagarto del género abronia camaleón
  • Temazate
  • Chivizcoyo

Ambientalistas argumentaron que estos animales han sido encontrados sin vida tras un recorrido por las zonas que fueron sofocadas, esto para lograr el rescate de estos ejemplares, donde algunos quedaron severamente lesionados.

Aseguraron que el gobierno de Veracruz se tardó mucho en implementar acciones para que se pudiera dar el rescate de estas especies en extinción, que finalmente hoy ya no existen.

Indicaron que principalmente en la zona de Huiloapan de Cuauhtémoc y Rafael Delgado, es donde se encontraban este tipo de especies, así como algunas producciones de campo como la calabaza y quelites que terminaron por quemarse por completo.

El domingo 24 de marzo, se detectaron incendios forestales en los municipios de Soledad Atzompa, Nogales, Maltrata, Huiloapan de Cuauhtémoc y Texhuacan, los cuales han requerido labores intensivas para su control desde entonces, sin embargo, para el miércoles 27 de marzo, se estimaba que el fuego había afectado al menos mil 650 hectáreas.

Tanto agentes municipales como productores han alertado sobre las consecuencias del incendio en la alimentación de numerosos habitantes de la región.

El 67 por ciento de los productos agrícolas de estos municipios se destinaba al consumo directo de las familias, mientras que el restante 33 por ciento se comercializaba, proporcionando ingresos a los habitantes locales.

Por ello, el gobierno de México aseguró que se apoyará a través de las dependencias correspondientes a las personas que resultaron afectadas por estos incendios forestales.