Detiene la Policía Federal seis presuntos integrantes de «La Familia Michoacana»

sspComunicado SSP.- La Secretaría de Seguridad Pública federal informa que con la intensificación de las acciones del «Operativo Conjunto Michoacán», efectivos de la Policía Federal lograron la detención el día de ayer, en acciones simultáneas, de seis presuntos integrantes de la estructura financiera de «La Familia Michoacana».

En una primera acción en el municipio de Uruapan, Michoacán, como resultado del seguimiento a los trabajos de inteligencia e investigación de campo que realiza la Policía Federal, se logró la captura de: Armando Quintero Guerra, alias «El Licenciado», originario de Tancítaro, Michoacán, presunto operador financiero de Servando Gómez Martínez, alias «La Tuta» y de Flavio Gómez Martínez.

Quintero Guerra era el presunto responsable de llevar el control y registro de los ingresos y egresos por la venta de droga del grupo delictivo encabezado por «La Tuta».

También se presume que se encargaba de la captación de la droga proveniente de los diferentes grupos de Arteaga y Lázaro Cárdenas, Michoacán y el Sur de Guerrero; coordinando la logística para el envío de la misma a las ciudades de Tijuana y Mexicali, Baja California, en donde contaba con un grupo encargado de la recepción y la venta de la misma.

También mantenía contacto con compradores de droga en los Ángeles California, Estados Unidos.

«El Licenciado» también se encargaba del pago de la nómina operativa y gastos de operaciones, así como del lavado de dinero, producto de la venta de la droga, la cual invertía en la compra de casas, ranchos, vehículos de lujo, armas y ganado, así como en la renta de inmuebles que fungían como casas de seguridad para la organización de «La Tuta».

El detenido manifestó que el dinero depositado en sus cuentas bancarias, era cobrado y entregado en centros comerciales y palenques. Armando Quintero recibía hasta tres depósitos en un día, los cuales iban de 20 mil a 100 mil pesos y comentó que la hace unos días habló con Servando Gómez y le dijo que se iban a retirar por un tiempo porque las cosas se estaban complicando.

Quien se encontraba acompañado de cuatro personas que presumiblemente también trabajaban para esta organización criminal y responden a los nombres de: Lourdes Medina Hernández, de 24 años de edad, originaria de Arteaga, Michoacán, pareja sentimental de Servando Gómez Martínez desde hace tres años.

Se presume que esta mujer informaba a Servando Martínez de las acciones realizadas por las autoridades policíacas en los municipios de Arteaga y Uruapan, Michoacán.

Medina Hernández declaró que su relación con Servando Gómez Martínez inició aproximadamente hace tres años en una cita a ciegas en un palenque, además de que en enero del próximo año se casaría con Gómez Martínez y contar con un inmueble que habitarían en Nueva Italia, Michoacán.

Leticia Martínez Guzmán, de 42 años de edad, originaria de Uruapan, Michoacán. Pareja de armando Quintero Guerra, alias «El Licenciado». Martínez Guzmán presuntamente apoyaba a realizar los movimientos bancarios como depósitos del pago de la nómina operativa y gastos de la organización criminal de Servando Gómez Martínez, alias «La Tuta»; además de fungir como prestanombres en la compra de inmuebles para la familia de «La Tuta».

Ulises Daniel Govea Martínez, alias «El Uli», de 23 años, originario de Uruapan, Michoacán. Hijastro de Armando Quintero Guerra.

Su función presuntamente dentro de la organización consistía en realizar movimientos bancarios de la organización y entregaba dinero en efectivo a los colaboradores cercanos para los gastos personales de Servando Gómez Martínez.

José Juan Pineda Pérez, alias «El Pineda», presunto sicario y colaborador de Genaro Orozco en la seguridad personal de Servando Gómez Martínez.
A estos sujetos se les aseguró:

ssp275 envoltorios con marihuana.
Dos armas largas AK-47, con cargador abastecido y 30 cartuchos útiles.
Un arma calibre 9mm, Pietro Beretta, modelo 8488, con número de serie D5114OY de Estados Unidos y dos cargadores abastecidos.
724 mil 20 pesos en billetes de diversas denominaciones.
Una camioneta Lincoln, Navigator, color negro.
Una camioneta pick up, Chevrolet Cheyenne, color blanco.
Un Nissan Altima, color negro.
Un vehículo Rende Zudus, color blanco, con placas fronterizas de Tamaulipas.
Un vehículo Nissan Tsuru, color blanco.
Un vehículo Hondda Acord, color verde,.
Diversos teléfonos celulares y de radiocomunicación.

Documentación diversa. Y una unidad USB con información de nóminas y reportes semanales de los ingresos de la organización por conceptos de venta de droga, cobro de las conocidas «cuotas de protección» a pequeños y medianos comerciantes, bares y piratería.

En una segunda acción, en la ciudad de Morelia, Michoacán, los agentes de la Policía Federal detuvieron a otro presunto integrante de la estructura financiera de Nazario Moreno González, en el Estado de México.

Se trata de: Daniel Rentería Sáenz, alias «El Reno», de 32 años de edad, originario de Morelia, Michoacán. Presuntamente era el responsable de llevar la contabilidad de esta organización criminal en el Estado de México, así como en Morelia y otros municipios de Michoacán.

De igual forma, se presume que se encargaba de conseguir inmuebles que fungían como casa de seguridad, vehículos y equipo de comunicación para la organización, además de realizar un reporte semanal de los ingresos de la organización por concepto de venta de droga, cobro de las conocidas «cuotas de protección» a pequeños y medianos comerciantes, bares y piratería.

Es de destacar que en el último mes, el trabajo de inteligencia y las investigaciones de gabinete y de campo realizadas por la Policía Federal han dado importantes golpes a la estructura de mando y financiera de la organización delictiva denominada «La Familia Michoacana»

El 11 de julio de 2009, agentes federales lograron la captura de Arnoldo Rueda Medina, alias «La Minsa», coordinador operativo de la organización criminal y segundo al mando en la estructura delictiva que encabezan José de Jesús Méndez Vargas, alias «El Chango Méndez» y Nazario Moreno González, alias «El Chayo».

Arnoldo Rueda Medina tenía a su cargo la coordinación logística para la fabricación de drogas sintéticas, trasiego de marihuana y cocaína hacia Estados Unidos, y era el responsable de designar a los jefes de las diferentes plazas controladas por la estructura de la organización criminal en