Acusa Edel a diputados de usar elección de magistrados como botín político

  • A magistrado presidente del tribunal superior de justicia le urgen nombramientos que no le urgían

Gobernantes | Xalapa, Ver.— Como si se hubieran puesto de acuerdo de ir a casa de los diputados a propinar coscorrones y jalarles las orejas, al igual que el titular del Ejecutivo, el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña reclamó este miércoles a los legisladores locales que usen la designación de los 12 magistrados vacantes como “botín político”.

Aunque no dio nombres de quienes pretenden ser mercaderes de la justicia, el titular del Poder Judicial dijo que no deben disputarlas como si se tratara de regidurías, alcaldías o diputaciones plurinominales. “Me preocupa que veo que los partidos políticos en el Congreso están disputándose las magistraturas como si fueran regidurías y posiciones políticas”.

En ese sentido, Álvarez Peña insistió en que la falta de designación ha comenzado a entorpecer la labor del Poder Judicial, en la revisión de expedientes. “Las últimas cuatro vacantes se dieron casi en el periodo vacacional y regresando de vacaciones tendremos menos magistrados. Nos comienza a generar un problema en la revisión de expedientes y en rezago judicial”.

Por lo anterior, insistió que urge que el Ejecutivo proponga a los perfiles ante el Congreso local y que ahí se inicie una negociación entre todas las corrientes políticas. ¿Pues no que no son un botín a repartir? En ese tenor, el presidente del TSJ señaló que las magistraturas son posiciones de impartición de justicia, por lo que exigió a los legisladores privilegiar la carrera judicial. Y es que, de acuerdo con Edel, hay riesgo de que cierren algunas salas del Tribunal, por lo que reiteró que el nombramiento de los magistrados “es hoy, no mañana ni pasado mañana”.

El también Presidente del Consejo de la Judicatura dijo respetar las opiniones que se han manifestado sobre las vacantes y consideró que las propuestas del Gobernador deben ser en lo individual para que los diputados las analicen una a una y las que no cumplan los requisitos que no se aprueben.

“Lo que no se vale es que tengan detenido el nombramiento de los 12 magistrados, siendo que es un tema de justicia” (¿Detenido?, ¿Quiénes, si las propuestas no surgen del Congreso?) Y un poco para espantar con el cuento de Pedro y el lobo, el presidente del Tribunal advirtió que de no hacerse las designaciones habrá problemas serios al interior del Poder Judicial y se evaluaría la posibilidad de cerrar algunas salas para atender las demandas de los justiciables.

Al respecto, afirmó que la próxima semana se analizará qué sala del TSJ tendrá que cerrar y en qué otras se reubicarán los magistrados que la integran. “En este momento estamos evaluando para ver la posibilidad de cerrar una de las salas y acomodar a los magistrados en otras que no están completas; mientras se nombra a los magistrados, eso lo vamos a evaluar la semana próxima”.

Álvarez Peña concluyó que el Poder Judicial merece respeto y exhortó a que se privilegie la carrera judicial en las propuestas de los 12 magistrados. “Se debe respetar y tomar con más seriedad al Poder Judicial”. Con la misma seriedad, Edel se refirió a la propuesta de disminuir los sueldos a los jueces y magistrados, al responder que estos deben ganar lo justo y lo correcto, pues “Si me bajan el salario me regaña mi esposa”. ¿Así o más serio?