Agasajan a niños en la Col. Buenavista

Juan Carlos Absalón, San Andrés Tuxtla, Ver.—Raquel M. Barthe, trabajó con niños más de 40 años; y comentaba lo que escuchaba en los últimos años “los chicos de ahora son diferentes”.

Sin embargo su teoría, señala que no es así; que en esencia siguen siendo iguales, y por el contrario los que han cambiado son los adultos; los cambios siempre generan situaciones nuevas y desconocidas y si pensamos así diremos que ser niño en este siglo es un oficio difícil y las nuevas generaciones tienen que adaptarse a las exigencias que les impone la sociedad.

En el análisis diríamos que hoy día, dentro de la promoción que hacen los fabricantes de juguetes los niños son consumidores, es decir que los pequeños podrían ejercer una presión en el adulto para que éstos les compren juguetes.

Dejemos esa praxis y vayamos a la realidad.

Veamos la realidad de las cosas y nos damos cuenta de cuántos niños deambulan por las calles pidiendo un peso, o algo para comer. O si vamos a las comunidades o en los barrios y colonias marginadas donde familias de escasos recursos no tienen siquiera para comprar un juguete, porque apenas les alcanza para comprar un kilo de tortillas entonces dejémonos de teorías y veamos que hay miles y miles de niños que anhelan un dulce, un juguete, disfrutar de un momento para ellos.

Esos niños que están requiriendo de amor, que están gritando en el silencio mírennos, aquí estamos, esos niños solo quieren un poco de alegría, que muchas veces sus propios padres no pueden dársela porque están más preocupados por llevar el gasto a su casa que por darles un tiempo de calidad a sus hijos.

Así llegó EL DÍA DEL NIÑO, y en ese tenor el licenciado Emilio Sedas Aragón, regidor sexto de las filas del Partido Acción Nacional, quien colabora en la actual administración municipal que preside el ingeniero Rafael Fararoni Mortera, y que tiene a su cargo las comisiones de Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado, Tratamiento y Disposición de Aguas Residuales, Gobernación, Reglamentos y Circulares, Salud y Asistencia Pública, Tránsito y Vialidad, Ecología y Medio Ambiente, así como Turismo tuvo un buen gesto, y contrarió a la teoría, en el fondo la esencia de ser niños de convivir, de recordar, y de arrancar una sonrisa a los niños fue gratificante.

Y así el pasado fin de semana por la mañana llegó hasta el salón ejidal de la colonia Buenavista, llevando regalos, dulces, juegos infantiles, música especial para niños, películas, donde al menos unos 200 niños disfrutaron alegremente de un buen día.

Es importante destacar que los niños que fueron agasajados son hijos de familias de escasos recursos, de madres solteras, de gente pobre que gracias al edil pudieron convivir como familia y que sus hijos no se sintieran tristes ni desprotegidos.

Y nunca olvidemos que en esencia, los seres humanos son los mismos niños de siempre…