Altar a la Patria

A finales del siglo XIX y, principios del siglo XX, la honorable Junta cívica, que presidía Doña Carmen Carrión Carrillo y, su esposo Don Jacinto Lestrade, con el afán de recordar la hazaña gloriosa de la Independencia de México, que estaba por cumplir un siglo.

Y, no teniendo en esos tiempos los parques con las efigies en honor a nuestros próceres, que ahora existen.

Se dieron a la tarea de hacer el Altar a la patria, en el kiosko del Parque Central, para la ceremonia de Grito de Independencia.

 

El cual fue adornado con cromos de los héroes y, heroínas del movimiento de Independentista; colocándoles flores naturales y, matas de plátano.

En la Ceremonia del grito, además de las Autoridades, presidía el acto la Señorita Independencia.

Al desfile del día 16 de septiembre, solo iban las escuelas existentes:

1.- La Escuela Amiga, hoy Josefa Ortiz de Domínguez de niñas y,

2.- La Escuela Cantonal, hoy Francisco Landero y Coss, de varones.

Pasados los años…

En la década de los 40s, el H. Ayuntamiento y, la H. Junta de Mejoras, Moral, Cívica y, Material.

Retablo al oleo,pintado por Don Ramón Cano Manilla, copia fiel del óleo del Padre de la Partía, hecha por el Pintor Mexicano Joaquín Ramírez de fines del siglo XIX.

Se organizan para revivir esta tradición y, el fervor patrio, dándose a la tarea de instrumentar, la confección temporal nuevamente de un lugar para rendir tributo a los héroes de la guerra de Independencia, como se realizaba antes.

Coincidió que por esa época llegó a San Andrés, el connotado pintor Veracruzano Ramón Cano Manilla.

Oriundo del Puerto de Veracruz y, siendo una personalidad destacada, cultivó buena amistad con personalidades de la ciudad, lo cual le permitió dejar huella de su arte pictórica.

Entre sus obras, pintó el retablo del padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla.

Copia fiel de la pintura realizada por el pintor Mexicano Joaquín Ramírez a fines del siglo XIX.

Y, que actualmente se encuentra en el Palacio Nacional, en la ciudad de México.

¿Quién fue Ramón Cano Manilla…?

Nació en la cuidad de Veracruz el 22 de diciembre de 1888.

Desde muy joven se desempeñó en diversas labores de campo.

Llegó a la ciudad de México en 1920, con el deseo de estudiar pintura en la Academia de San Carlos.

Ante su entusiasmo Alfredo Ramos Martínez, director de la Academia, lo inscribió en la escuela de pintura al aire libre de Chimaslistac, más tarde se trasladó a la Hacienda de San Pedro en Coyoacán.

En 1926 sus pinturas fueron presentadas en una exhibición en el Museo de arte de Madrid.

En 1928 se presentó en la Feria Internacional de Sevilla, donde ganó la medalla de oro con su obra, «La India Oaxaqueña».

El mismo año fue comisionado por Alfredo Ramos Martínez para establecer la «Escuela de Los Reyes «, en Coyoacán, en donde fue director de 1930 a 1934.

Fundó una escuela al aire libre en San Andrés Tuxtla, Veracruz.

En 1948 se trasladó a Cd. Mante, Tamaulipas donde realizó diversas obras, impartió clases y, escribió.

Trabajó como director en el Instituto Regional de Bellas Artes en esa ciudad de 1956 a 1960.

Realizó importantes murales en Tamaulipas.

Falleció el 1 de diciembre de 1974 en Cd. Mante Tamaulipas.

El pasado 2020, previo a la celebración de las fiestas patrias y, a petición de ciudadanos que preguntaban en donde se encontraba la pintura de Don Miguel Hidalgo y Costilla, hecha por el Mtro. Cano Manilla.

Dicho retablo fue rescatado por el DIF Municipal. bajo la Presidencia de la Sra. Lili Pérez de Pérez quien, lo mandó limpiar y enmarcar.

Y, fue colocado en el Palacio Municipal, adornado con nuestra Enseña Nacional y, lienzos tricolores que, nos recordaron de alguna forma, el altar a nuestros héroes de la Independencia de México, que nuestros antepasados nos legaron.

El cual en forma más rústica de acuerdo a los elementos con que se contaba en esa época, era adornado y, se decoraba con matas de plátano, cadenas y banderitas de papel de china tricolor.

En un principio, el Altar se adornaba en el Atrio de Catedral, a petición del Padre Miranda, encargado de la Capilla San José argumentando que, Don Miguel Hidalgo había sido sacerdote.

Posteriormente en la década de los 60’s. se colocaba en el portal, del recién inaugurado Palacio Municipal, en el la esquina que da a la Av. Juárez.

Después se ponía, en el balcón central del Palacio Municipal y, más tarde en la Sala del Cabildo.

Fue en esta época en la que, por un error de la autoridad en turno, se puso en manos de un humilde empleado del Ayuntamiento, de nombre Fabián Lucho de la Col. Buenavista.

Quien con pintura vinílica pintó el rostro de la figura de Don Miguel Hidalgo.

Ocasionando un gran descontento en el pueblo.

El que logró restaurar la obra, fue el Sr. Rafael Peláez Huerta (a) Calaca, con el apoyo de su hija Lupita Peláez de Ranero.

Otra de las obras del Mtro. Cano, fueron los cuatro Evangelistas que estaban pintados en las pechinas del tambor hexagonal de la nave central de Catedral y que, por ignorar su origen, un prelado encargado del templo, las mandó quitar.

Esos Evangelistas fueron pintados a solicitud expresa de Mons. Jesús Villareal y Fierro, Obispo de la Diócesis.

Por intervención de la Srita. Concepción Sedas Champion, Pta. del Patronato Pro- construcción y, con el apoyo moral y económico de Mons. Gregorio Aguilar y Gómez.

Otra de sus obras es, el mural que existe en la Casa Ejidal de Axochio, en donde plasmó al líder campesino Juan Paxtián en el costado izquierdo del mismo, presidiendo una reunión con campesinos.

En el lado derecho inmortalizó al Profesor Enrique López Guitrón con un libro en la mano, frente a un grupo de alumnos.

Dos luchadores sociales, de la época del Agrarismo.

Contiene también esta pintura, los diversos oficios que desempeñan los hombres del campo para su subsistencia.

Fundó en San Andrés la «Escuela de Pintura al Aire Libre», en donde entre otros, fue su alumna la inolvidable pintora Sanandrecina   Toñita de la Cera Tenorio.

Dio clases de dibujo y pintura en la Esc. Prim. Landero y Coss, en donde uno de sus alumnos fue el Dr. Rubén Maldonado Rojas, Antropólogo e historiador de nuestra ciudad.

Existen también en el domicilio particular de algunas familias de la ciudad, hermosas obras de su autoría.

Durante su estancia en nuestra ciudad, tuvo su domicilio particular, en la esq. del Andador Rodolfo Sedas y, Calle González Bocanegra, casa de Doña Gena Pérez de Suárez.

Por mi parte es todo, deseo que disfruten las fiestas patrias, cuidándose mucho y, que Dios los bendiga abundantemente.

A la memoria de Doña Emilia del Prado Peláez, de Carmita Ramos Fuster, Don Joel Sosa Moreno, Don Luis Pérez Turrent y, Lic. Luis Miguel Díaz del Castillo Rodríguez, miembros de mi primer consejo, que en paz descansen.

Profr. Sixto Carvajal

Cronista de San Andrés Tuxtla.