Amenaza Irán con cerrar flujo mundial de crudo

Irán advirtió que podría cerrar el estrecho de Ormuz, por donde circula la tercera parte del petróleo que se consume en el mundo, si EU aplica sanciones en su contra

El país árabe comenzó a cargar combustible en su primera planta de energía nuclear, el proyecto se reactivó con la ayuda de Rusia, la construcción sufrió repetidos retrasos atribuidos a los rusos por problemas de pago.(Foto: Agencia AP)

Agencias, EFE, Teherán Irán.—El vicepresidente iraní, Mohammad Reza Rahimi, informó hoy de que si las exportaciones de petróleo iraní son sancionadas nuevamente, no permitirá que los barcos que transportan el crudo crucen el estrecho de Ormuz.

En declaraciones divulgadas por la agencia oficial de noticias iraní, IRNA, Reza Rahimi advirtió: «Si sancionan el petróleo de Irán, no pasara ni una gota de petróleo a través del estrecho de Ormuz.»

«Nosotros no tenemos ningún interés en mostrarnos hostiles, nuestro lema es amistad y hermandad,» dijo el vicepresidente.

El pasado 25 de diciembre un miembro del parlamento iraní, Godratolah Hoseinipur, aseguró que si Irán se siente amenazado por sus enemigos (EU, Israel y países occidentales), no permitirá el paso del petróleo por el estrecho Ormuz.

La armada iraní comenzó el pasado 24 de diciembre las maniobras navales, «Velayat 90», que se prolongarán hasta el 3 de enero en las aguas del sur del país, entre el estrecho de Ormuz y el océano Índico.

El parlamentario y diputado miembro de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, Parviz Soruri, en declaraciones efectuadas el pasado 13 de diciembre dijo que las maniobras de la Armada tenían como finalidad probar su capacidad para cerrar el estrecho de Ormuz.

Parviz Soruri añadió: «Si el mundo quiere hacer esta región insegura, nosotros haremos inseguro el mundo».

Varios representantes del gobierno, entre ellos el ministro de petróleo, Rostam Qasemi, negaron posteriormente que Irán piense cerrar el estrecho de Ormuz en las maniobras, pero las declaraciones han causado una gran preocupación internacional.

Alrededor de un tercio del petróleo que consume el mundo pasa en buques por el estrecho de Ormuz, uno de los puntos estratégicos de mayor importancia del planeta.

Irán se encuentra en medio de una polémica por su programa nuclear, que parte de la comunidad internacional, con EU a la cabeza, cree que tiene una vertiente militar destinada a fabricar bombas atómicas, lo que Teherán niega y afirma que es exclusivamente civil y con objetivos pacíficos.

En este contexto, personalidades de EU e Israel han amenazado a Irán con ataques para evitar el desarrollo de su programa nuclear, a lo que Teherán ha contestado que, de producirse, darán una respuesta «aplastante».

Además de eventuales ataques contra territorio de Israel y las bases y buques de EU en la zona, Irán ha dicho que, de sufrir una agresión o sentirse en peligro inminente, cerraría el estrecho de Ormuz, lo que podría suponer un desabastecimiento de crudo en el mundo de consecuencias imprevisibles.