¡Aparece ejecutado!

Catemaco, Ver.—Esta persona del sexo masculino, vestía un pantalón de mezclilla color azul y camisa celeste, y zapatos color negro tipo casual. (Foto: Méndez Rodríguez).
Catemaco, Ver.—Esta persona del sexo masculino, vestía un pantalón de mezclilla color azul y camisa celeste, y zapatos color negro tipo casual. (Foto: Méndez Rodríguez).

Germán Méndez Rodríguez, Catemaco, Ver.—Ayer viernes 20 de abril del año en cursAo, hallaron el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino en el rancho conocido como “Playa Escondida”, perteneciente al municipio de Catemaco.

Esta persona quien se encuentra como desconocido, estaba atado de manos a la espalda y al parecer presentaba una herida de proyectil de arma de fuego en la cabeza.

El hallazgo lo realizó el ciudadano Gregorio Hernández Hernández, de 38 años de edad, quien funge como velador del lugar, quien manifestó que alrededor de las 17:30 horas, caminaba a la orilla de un barranco que da a un desfiladero hacia la playa, y se percató de un olor nauseabundo, viendo que en unos matorrales había rastros de sangre, por lo que decidió bajar el barranco, encontrando el cuerpo de una persona sin vida, atado de manos en la espalda.

Gregorio Hernández de inmediato se trasladó a la comunidad Las Palmas, perteneciente al municipio, para dar aviso al agente municipal Fernando Romero, quien se trasladó hasta el lugar para constar la veracidad del hallazgo, y posteriormente dio aviso a la policía municipal.

Al lugar arribó el Secretario de la Agencia del Ministerio Público Municipal, quien dio fe del cadáver, dando parte al Lic. Francisco Javier Ortiz Martínez, Perito Criminalista para que hiciera lo propio en el lugar.

Cabe mencionar que por la obscuridad de la noche y lo peligroso del lugar, este rescate se volvió muy tenso, ya que el cuerpo se encontraba a unos centímetros del desfiladero y un movimiento en falso pudiera ocurrir una tragedia.

El Inspector de la Policía Municipal de San Andrés Tuxtla, Eustaquio Martínez Azamar, quien llegó al lugar de los hechos, fue el encargado de bajar hasta el lugar para atar el cadáver con una cuerda y así con el apoyo de Agentes Ministeriales y elementos de Seguridad Pública Región Novena, lograron subirlo sin que se presentara algún inconveniente.

Esta persona vestía un pantalón de mezclilla color azul y camisa celeste, con una leyenda impresa de “Marihuana”, así como el dibujo de este enervante y zapatos color negro tipo casual.

Al hacer una inspección ocular al cuerpo de esta persona, se alcanzó ver que presentaba un orificio de lo que pudiera ser una herida de proyectil de arma de fuego, además que tendría unos tres días de haber sido privado de la vida.

Dicho cuerpo fue trasladado al anfiteatro en Catemaco para que se le practique la necrocirugía de rigor y determinar las causas de su muerte, esperando que algún familiar acuda a la Agencia del Ministerio Público para reconocer el cuerpo.