Artesano clama justicia

Sergio Herrera Montán, Santiago Tuxtla, Ver.-Dedicado a la artesanía por mÁs de treinta y cinco años, Pascasio Óbil Teoba, de 59 años de edad, con domicilio en calle Rafael Canela Mozo, en el Barrio El Xogoyo, del municipio de Santiago Tuxtla, vio truncado sus sueños de sacar adelante a sus hijos y tener un bienestar dentro de su hogar, tras haber sufrido un accidente provocado por una persona irresponsable, cuando conducía su unidad automotriz.

Fue el 9 de mayo  del año 2007, cuando Pascasio Óbil Teoba, a eso de las 20:30 horas transitaba sobre la carretera estatal Santiago Tuxtla-Isla, cuando fue alanzado por una unidad automotriz conducida por el individuo Juan José Hernández Arias, con domicilio en calle Los Libres de esta cabecera municipal, es a partir de esta fecha cuando comienza el calvario de la familia Óbil.

Con respecto a los hechos de ese fatídico día que ha quedado marcado para todo el resto de su vida, Pascasio Obil Teoba relató a este medio de comunicación lo siguiente; “El día del accidente llevaba una tara de pescado en una carretilla y caminaba sobre la carretera Santiago Tuxtla-Isla, y escuché el grito de mi esposa diciéndome que un carro se nos venía encima, voltee y a escasos 4 metros ví la camioneta, ya no pude hacer nada por lo que me pegó y aventó a más de 20 metros, por lo que quedé tirado, y el mismo conductor se echó de reversa con la intensión de matarme, cosa que no logró, pero con la defensa del carro logró trabarme de la defensa y me arrastró, a raíz de esto el responsable (Juan José Hernández Arias) firmó un documento donde se hacía responsable de los gastos y pagarme los días inhabilitados, por lo que solo me respondió un mes y hasta el día de hoy no he recibido ningún peso, y las autoridades han cambiado todo…

“Por ejemplo, Transito ahora dice que yo soy el que andaba en estado de ebriedad, y las otras autoridades no han hecho nada al respecto.”

Óbil Teoba, el día del accidente sufrió fracturas severas de ambas piernas y una lesión de la cabeza, que lo ha dejado imposibilitado, para salir a expender sus productos a otros lugares, y buscar mejores precios en la materia prima.

Por otro lado Óbil Teoba indicó que para poderse recuperar y no perder sus extremidades, tuvo que vender su casa y dejar sin estudio a sus hijas, debido a que es el sostén de la familia, de igual forma pidió a las autoridades estatales, en este caso, al Primer Mandatario Estatal, Fidel Herrera Beltrán, su apoyo y respaldo para que las autoridades no den CARPETAZO a su problema y no quede IMPUNE.

Finalmente subrayó que las autoridades municipales, en este caso el alcalde Josabet Cadena González, cuando se le ha requerido de su apoyo no se han negado.

De ahí que se les hace un llamado a las autoridades correspondientes, en este caso a la Agencia del Ministerio Público, haga algo al respecto.