Aseguran centro de operaciones del criminen organizado en Martínez de la Torre

 

  • Fueron abatidos tres criminales que atacaron a la Fuerza Civil a balazos en el rancho “La Aurora”, en la propiedad se aseguró un inmueble en cuyo interior se encontró un arsenal

AGENCIAS | MARTÍNEZ DE LA TORRE.- Entre el equipo táctico asegurado se hallan fusiles de asalto, rifles de largo alcance, chalecos balísticos con insignias de la Policía Federal, armas cortas, cascos Kevlar, cargadores, municiones, gorras con insignias del CJNG, así como equipos de radiocomunicación y tres camionetas

Tres presuntos criminales abatidos y el aseguramiento de un rancho en el que se halló un centro de operaciones del crimen organizado, además de incautar camionetas, chalecos balísticos con insignias de la Policía Federal, fusiles de asalto, armas cortas, cascos Kevlar, cargadores, municiones, gorras con insignias del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), así como equipos de radiocomunicación, fue el resultado de una operación de seguridad efectuado en el municipio de Misantla.

A través de un comunicado, la Fuerza Civil informó que los hechos se suscitaron al filo de las 05:50 horas de la madrugada de ayer, cuando personal de ese organismo realizaban un recorrido de vigilancia en la carretera estatal Misantla-Martínez de la Torre, aproximadamente a 500 metros del lugar conocido como “El Arco”, en el acceso al rancho denominado “La Aurora” detectaron a un individuo que portaba un arma larga, el cual al notar la presencia de los oficiales intentó darse a la fuga hacia el interior del rancho iniciando una persecución.

Al ingresar a la finca ubicada a un costado de la carretera estatal, los oficiales fueron atacados a balazos por tres individuos que se encontraban a bordo de una camioneta de la marca Toyota, tipo Hilux, color blanco, por lo que el personal repelió la agresión iniciando un tiroteo en el que abatieron a por lo menos a tres criminales, quienes portaban armas cortas y fusiles de asalto.

El rancho fue asegurado y de acuerdo a la información oficial, en el lugar fue hallada una construcción rudimentaria de madera, la cual se presume era utilizada como centro de operaciones y posible campo de entrenamiento de miembros del crimen organizado.

En el interior del inmueble fueron encontradas varias armas de fuego tipo escuadras, seis fusiles de asalto, tres rifles de largo alcance, 11 cascos Kevlar, varios chalecos balísticos con insignias de la Policía Federal, fornituras, vestimenta tipo militar, equipos de radiocomunicación, esposas policiales, varias gorras con insignias del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), palas, municiones de cartuchos útiles de diversos calibres, cargadores y libretas con presuntas anotaciones para el cobro de droga.

Además de la camioneta Toyota, también fue incautada una camioneta marca Chevrolet, tipo Tornado, modelo 2018, color rojo, con placas de circulación XH-3601-A del estado de Veracruz, y la camioneta marca Ford, tipo F-150, color negro, con placas de Veracruz, se informó que el rancho denominado “La Aurora” sería propiedad de la familia Gil quienes son originarios de Misantla, dicho inmueble permanecerá asegurado y bajo vigilancia.

Sobre los tres presuntos criminales muertos por las fuerzas de seguridad, hasta la noche de ayer permanecían en calidad de desconocidos, el primero cayó abatido en el pasto vestía pantalón tipo mezclilla color azul, tenis, playera color blanco con franjas azul y rojo; el segundo individuo quedó en la parte trasera de la cabina es un sujeto que vestía pantalón de mezclilla color azul, playera de color rojo y tenis negros; el tercer criminal abatido quedó en el lado del conductor vestía pantalón de mezclilla color azul y playera color negro.

Tras el tiroteo el lugar fue sitiado por refuerzos de la Fuerza Civil, Policía Municipal, Ejército Mexicano y Policía Ministerial, más tarde personal de Servicios Periciales realizaron las diligencias correspondientes, desde el aire fueron apoyados por un helicóptero de la Fuerza Civil quienes realizaron inspecciones en la zona en busca de posibles criminales que pudieran haber huido tras la llegada de la policía.