Así contacta grupo delictivo a menores a través de videojuego Free Fire

AGENCIAS | MEXICO.- La madre de un menor quien fue presuntamente contactado por un grupo delictivo denunció lo ocurrido le quitó el teléfono móvil a su hijo.

De acuerdo con información publicada por Excélsior, los hechos ocurrieron en Ecatepec, Estado de México, donde los presuntos delincuentes de origen colombiano, le pidieron al menor su nombre, ubicación y teléfono, pero el adolescente no los compartió.

“Él empezó jugando con los vecinos, después ya se empezó a enajenar de todo esto y ya a nosotros de repente nos ignoraba. Decía: voy a dormirme, y no se dormía. Me paraba a ver y eran dos, tres, de la mañana y él seguía jugando. Su forma de ser cambió, su carácter cambió, se volvió agresivo”, dijo la mujer al periódico de circulación nacional.

Asimismo, la mujer detalló que el juego se llama ‘Free Fire’ y su hijo de 13 años comenzó a volverse agresivo tras pasar perid.

“Empecé a buscar en el teléfono y me di cuenta que lo habían contactado de un país, de Colombia, querían que él se fuera con estas personas. Yo me doy cuenta que le mandan fotos de una mujer mayor que él. Y en esas fotos yo me doy cuenta que ni es la mujer. La voz cuando él le hablaba era distorsionada”, agregó la madre.

Además, dio a conooer que un hombre, quien se hizo pasar por un adolescente, ya le había dicho al menor que iría por él, pero se dio cuenta y le quitó el teléfono.

“Empiezan a hablar con mi hijo y me empiezo a dar cuenta que en las conversaciones que él tenía, le empezaban a  decir que iban a venir por él o lo iban a buscar para darle unas cosas del juego de Free Fire, pero no sé qué cosas le iban a dar. Cuando yo le quito el teléfono y me doy cuenta de todo esto, pues sí lo regañé, le di unas nalgadas porque se me puso muy rebelde por el teléfono”, dijo la mujer, quien teme por su integridad.

“Todo lo que él nos contó es que esta chica le decía que ella lo quería mucho, que iba a venir cuando cumpliera 16 años por él. Le preguntó dónde vivía, cómo se llamaba, quiénes éramos nosotros. Afortunadamente pues parece que no le dio nombres ni nada, pero sí tenemos miedo por nuestra seguridad, no sabemos con qué gente habló”, denunció la mamá.

Presuntamente, los delincuentes se ganan la confianza de los menores regalandoles dinero electrónico o cualquier otra cosa del videojuego.