Ayuntamiento de Catemaco, rinde homenaje póstumo al Dr. Héctor Cárdenas Escobar

Catemaco, Ver.—Elocuentes palabras del alcalde Eliuth Alberto Cervantes Ramírez, en honor del extinto Dr. Héctor Cárdenas Escobar, quien fuera cronista de la ciudad y que en su honor la Casa de la Cultura llevará su nombre; al evento acudieron el diputado Tomás Montoya; los ediles Teresa Moreno Gómez, Jessica Hernández Ruiz, Ángel Palafox Paxtián, Orlando Betancourt Martínez, los cronistas don Eneas Rivas Castellanos, de Santiago Tuxtla; y el profesor Sixto Carvajal Serrano, de San Andrés Tuxtla; así también asistieron familiares, ex alumnos, amigos e intelectuales. (Fotos: Cadena Pérez)

Abel Cadena Pérez, Catemaco, Ver.—“No habrá olvido para su esfuerzo, ni ocaso para su gloria; mas hay una verdad, no se nos van los muertos si en el íntimo albergue del alma los prendemos y aferramos su imagen al relicario eterno…”

Merecido homenaje póstumo al Dr. Héctor Cárdenas Escobar, presidido por el ejecutivo municipal licenciado Eliuth Alberto Cervantes Ramírez, celebrado el sábado 4 de febrero del año en curso en la sala de cabildo del palacio municipal por la noche, el cual estuvo acompañado por el licenciado Tomás Montoya Pereyra, licenciada Teresa Moreno Gómez, licenciada Jésica Hernández Ruiz, Ángel Palafox Paxtián, Orlando Betancourt Martínez, don Eneas Rivas Castellanos, cronista de la colonial ciudad de Santiago Tuxtla; el profesor Sixto Carvajal Serrano, cronista de la ciudad de San Andrés Tuxtla.

También estuvieron presentes, familiares del extinto cronista maestro y doctor Catemaqueño, amigos y alumnos que junto con autoridades municipales rindieron póstumo tributo a quien se distinguiera por su controvertida personalidad a fortalecer la cultura y rescatar identidades, ya que con sus investigaciones rendía incesante tributo a la difusión del arte y rescate del valioso patrimonio cultural de su pueblo catemaqueño.

“Honrar, honra…” su introvertida personalidad siempre tendrá un lugar distinguido y relevante en el corazón de muchos para cuyo ejemplo no murió, fue semilla que sembró y germinando perdura por siempre, no lo hemos perdido, lo veremos siempre en el camino abierto, en cuyo rostro querido que siempre fue nuestro, como pausa sin limite, como bruñido espejo, capturando la imagen querida de su cuerpo; su gesto, amena sonrisa, todo eso del hombre culto y sensible bajo un a corteza aciaga, por él, sigue latiendo el viento, mientras nos lacera el alma con garfios del silencio, y expresan el llanto en lagrimas yertos.

En este póstumo evento por acuerdo del cabildo en pleno el licenciado Cervantes Ramírez manifestó que la Casa de Cultura de esa mágica ciudad, llevará desde hoy el nombre del Dr. Héctor Cárdenas Escobar, el cronista en la conciencia de los pueblos.

Fue un evento sabiamente organizado, en el cual hablaron elogiando las grandes virtudes del Dr. Héctor Cárdenas Escobar el alcalde Cervantes Ramírez, Tomás Montoya, don Eneas Rivas Castellanos, profesor Sixto Carvajal Serrano y nos deleitamos con los magníficos acordes de la guitarra estilo clásico del joven Salvador Herrera Pretelín, sobrino del homenajeado póstumo, expresaron vivencias, anécdotas, remembranzas que compartieron con su valioso tío.

“Si muere el hombre, que viva el nombre…”

3 COMENTARIOS

  1. Sentido pésame a la familia Cárdenas Escobar y un reconocimiento al médico, profesor, cronista pero principalmnete compañero, se va una persona culta e inteligente de Catemaco.

  2. …en vida hermano… tambien espere que muera el famoso MEME… como es sabido de todos,de los ultimos que le dan vida a la tradicional mojiganga…. y como dice la cancion…. ¿despues de ti que…….???

  3. sr. presidente , por que esperar a que una persona intelectual comolo fuera el extinto doctor hector cardenas escobar falleciera para poder hacerle su homenaje postume, yo creo que el santo difunto se hubiera sentido contento si este homenaje se lo hibieran hecho en vida…en vida sr. presidente… yo no se si van a esperar a que el sr. salvador herrera tambien fallesca para poder reconocerle todos sus meritos, en vida sr. presidente.

Comments are closed.