Ayuntamiento y C4 imparten conferencia de prevención contra delincuencia organizada

Promueven denuncia anónima contra extorsión telefónica y secuestro.
Invitan a ciudadanos a hacer uso responsable de los números de emergencia.

Comunicado de PRENSA, San Andrés Tuxtla, Ver.—Con la finalidad que prevalezca la seguridad y el uso responsable del servicio telefónico de emergencia, el equipo de atención y operación técnica del Centro Estatal  de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo de San Andrés Tuxtla, (C4), impartió una conferencia encaminada a la prevención del delito y a fomentar la cultura de la denuncia siguiendo los principios básicos para proteger la integridad del denunciante.

                El personal del C4, conformado por Rosalba Suárez Isla, Brianda Ramírez Polito y Enrique Escobar Herrera, utilizó como sede la Sala de Cabildos del Palacio Municipal; para exponer entre otros temas, los puntos básicos que debe tener en cuenta un denunciante anónimo ante casos de extorsión telefónica en las distintas formas en que se puedan presenta.

                Asimismo especificaron los medios y métodos más utilizados por los individuos que se dedican a este acto delictivo, para poder identificar cuando se está siendo víctima de este tipo de actividades delictivas.

                Los expositores destacaron en todo momento el interés del Alcalde Rafael Fararoni Mortera por acercar estos servicios de información y atención a denunciantes anónimos, para dejar sentadas las bases firmes para una más estructurada lucha contra el crimen organizado.

                El equipo del C4, dio a conocer los diferentes servicios que ofrecen a la ciudadanía, como lo son las denuncias, urgencias médicas, personas extraviadas, violencia intrafamiliar, accidentes y desastres naturales, haciendo especial hincapié en lo necesario del uso responsable de las líneas gratuitas de emergencia, ya que existe un índice considerable de casos de llamadas falsas con lo cual se debilita la eficacia en el combate a la delincuencia, ya que se pueden desplegar recursos técnicos y humanos sin que en realidad exista un caso serio que atender.