Ayuntamientos deben vigilar la operación de rellenos sanitarios

Presidentes municipales que decidan rescindir contratos a empresas concesionarias pueden solicitar el apoyo del Congreso del Estado

RELLENO

COMUNICADO LEGISVER
XALAPA, VER.

Los rellenos sanitarios que operan en Veracruz no deben convertirse más en un problema ambiental y de salud pública, estableció el diputado Raúl Zarrabal Ferat quien exhortó a los presidentes municipales ser muy estrictos con las empresas concesionarias del servicio de recolección, acopio y depósito de basura para que trabajen con apego a la norma y cumplan con los compromisos adquiridos.
Los problemas se agravan en esta época de calor por los olores fétidos, insectos, roedores, y escurrimientos generados en el basurero durante el traslado de los desechos, expresó el secretario de la Comisión Permanente de Hacienda Municipal, al advertir que ante esta problemática las empresas deben prestar calidad en sus servicios.
Municipios de la zona conurbada de Veracruz y Boca del Río–citó- han presentado reiteradas quejas contra la empresa Proactiva, misma que opera el servicio municipal de basura. El 17 de marzo el Congreso recibió la petición del ayuntamiento de Veracruz para revisar las condiciones del contrato con dicha empresa, mismo que fue signado en 2007.
De esta manera, agregó, los integrantes de la Comisión Permanente de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Aguas de la Legislatura median entre los representantes de la empresa y las autoridades municipales de Veracruz para revisar en qué condiciones brindan el servicio y verificar que se apegue a las normas de calidad.
“Estamos abiertos a apoyar al municipio para que resuelva el problema del relleno sanitario de la zona urbana más grande que tiene el Estado, pues concentra a Veracruz, Boca del Río, La Antigua, Medellín y da servicio a más de un millón de habitantes”, expuso Zarrabal Ferat.
El problema no es exclusivo de Veracruz, en otros municipios donde hay rellenos sanitarios hay denuncias de problemas similares, por ello –subrayó- es necesario que los presidentes municipales estén pendientes de la correcta operación o -de lo contrario- reportar a las autoridades ambientales el mal manejo y solicitar la intervención del Congreso del Estado.
“Debe iniciar un proceso jurídico legal para que los diputados puedan intervenir y de ser necesario coadyuven a rescindir contratos a las empresas concesionarias que incumplan lo que establece el convenio”, manifestó el diputado.