Benefician con equipo ortopédico especializado a pequeña con parálisis

10_jun_09_satRedacción, San Andrés Tuxtla, Ver.- En la Sala de Presidencia del Palacio Municipal de San Andrés Tuxtla, se realizó la entrega de una silla de ruedas infantil con aditamentos especiales para pacientes con parálisis, esto como respuesta de la Administración Municipal que preside la Alcaldesa Marina Garay Cabada y el DIF municipal, a la solicitud presentada por una familia de escasos recursos que requería con urgencia de este apoyo.

La entrega se realizó de manera personal, a manos de la Alcaldesa Marina Garay Cabada, la Directora del DIF Municipal y el Subdirector de esta misma dependencia, el Lic. Luis Alberto Mendoza Navarrete, quienes han seguido el caso de la niña Abril Amayrani Vázquez Xalate, desde que sus padres expusieron su necesidad de la silla de ruedas.

Para recibir la silla de ruedas especial para la pequeña Abril Amayrani, la acompañaron su señora madre, María Eugenia Xalate Luna y su padre Hilario Vázquez Serafín, quienes expresaron su agradecimiento por tan oportuna respuesta a su solicitud.

Los padres de Amayrani expresaron que la silla de ruedas entregada tuvo un costo superior a los cinco mil pesos, cantidad que debido a los modestos ingresos que perciben, les hubiera sido imposible adquirir por cuenta propia.

La Alcaldesa destacó que a pesar de que cada mes se les están recortando recursos de las participaciones federales para los municipios, en San Andrés Tuxtla, de manera conjunta entre presidencia, cabildo y DIF, han establecido prioridades y han planificado de manera razonable el uso de los recursos para poder atender todas las peticiones que requieren de diligencia y prontitud.

Por su parte la Directora del DIF Municipal, añadió que son varios los programas de atención a sectores vulnerables que coordina la dependencia a su cargo, no obstante también fue clara al afirmar que toda solicitud conlleva un seguimiento de los casos, los expedientes médicos y hasta estudios socioeconómicos que les permitan tener la garantía de estar otorgando la ayuda a quien realmente la necesita.