Beneficiarias de Oportunidades recibe hologramas

Catemaco, Ver.—Aproximadamente mil doscientos beneficiaras acudieron al parque Francisco I. Madero para recibir sus hologramas por parte del persona operativo de la SEDESOL, y con ello podrán recibir su estimulo económico de apoyo, los días 11 y 12 de octubre del año en curso. (Foto: Cadena).

Mil doscientas beneficiarias del Programa de Desarrollo Social OPORTUNIDADES, recibieron sus hologramas de parte de personal operativo de la SEDESOL.

Abel Cadena Pérez, Catemaco, Ver.—“Toda la familia es un núcleo sagrado y el encauzar programas sociales en su favor, remide al funcionario público que los lleva a cabo…”

“El programa de Oportunidades es de carácter público; no es patrocinado ni promovido por ningún partido político, ya que sus recursos provienen de los impuestos que pagamos todos los contribuyentes y quien intente hacer uso indebido de estos programas; deberá ser denunciado y sancionado de acuerdo a la Ley…”

Este llovioso día 8 de octubre del año en curso desde muy temprana hora de la mañana se concentraron en el parque Francisco I. Madero, aproximadamente mil doscientas amas de casa de la zona urbana, barrios y colonias de la turística ciudad de Catemaco, donde el personal operativo de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) les hizo entrega a cada una, de las etiquetas de seguridad (hologramas) para la entrega de los apoyos económicos del programa Oportunidades, con el cual podrán recibir sus beneficios económicos este lunes 11 y martes 12 de octubre del año en curso las mil doscientas beneficiadas con dicho programa.

Sin importar la pertinaz lluvia, numeroso grupo de amas de casa acudieron al parque Francisco I. Madero a recoger sus hologramas y así poder acudir a las instancias correspondientes a cobrar dicho apoyos que brinda el programa federal Oportunidades; hay necesidad la que se pone de manifiesto al ver gran cantidad de familias recibiendo estos apoyos, que tanta falta les hacen en su cotidiano quehacer diario para hacerle frente a la difícil situación por la cual atraviesan en sus hogares, un estímulo que es bienvenido a miles de hogares catemaqueños.