Bitácora Política… Por: Miguel Ángel Cristiani González

Los Juegos Centroamericanos, el antes y el después

BitácoraPasadas las emociones, las competencias, los triunfos y logros alcanzados durante la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe –los mejores en su historia- ahora viene un nuevo reto, tampoco nada sencillo, el de aprovechar las instalaciones deportivas de primer mundo, con eventos y preparación física de los atletas en las distintas ramas deportivas, para que no se conviertan en elefantes blancos, que terminen sin ser aprovechados.

Fueron más de tres mil millones de pesos los que se tuvieron que invertir en infraestructura y organización del magno evento internacional, del que se lograron positivos resultados.

El total de la inversión realizada en estos Juegos fue de tres mil 200 millones de pesos; de los cuales, dos mil 23 millones de pesos fueron invertidos en infraestructura, y el resto, mil 177 millones de pesos, en la organización y desarrollo de la competencia.

En los últimos cuatro años, desde que se anunció a Veracruz como la sede, fueron construidas, modernizadas y remozadas 36 instalaciones y centros deportivos en las regiones centro, norte y sur del estado. Se realizó la mayor inversión en espacios que serán permanentes para el deporte y la recreación de la niñez y juventud.

Pero si bien es cierto que ahora se cuenta con la mayor infraestructura deportiva en toda la historia del estado de Veracruz, también es cierto que el problema ahora es aprovecharlas adecuadamente y además darles el mantenimiento necesario para que puedan seguir conservándose en buenas condiciones.

Recuerdo el último día del gobierno del ex mandatario Agustín Acosta Lagunes, que antes de entregar las escrituras del Museo de Antropología al rector Carlos Manuel Aguirre Gutiérrez, anunció que dejaba un fideicomiso de 20 millones de pesos, para que un patronato de personalidades xalapeñas, presidido por el empresario Antonio Chedraui Karam, administraran los recursos, “porque no quiero que en unos años cuando regrese al MAX encuentre que ya no prenden algunas lámparas porque no hay mantenimiento”.

Así ahora, el asunto ¿cómo se van a administrar esas valiosas instalaciones?, que requerirán de una administración eficaz y honesta, para que puedan seguir brindando la posibilidad de prepararse a los niños y jóvenes veracruzanos, que deberán de responder también con la obtención de triunfos en las competencias que se realicen.

Por lo pronto, el Velódromo de Xalapa, ya tendrá una doble utilidad que le permitirá no solo generar ingresos, sino también ser el escenario de eventos estatales, nacionales e internacionales, al funcionar como Centro Internacional de Convenciones.

Quedan pendientes:

La Pista de Canotaje en el Río en Tuxpan en donde se llevaron a cabo las competencias de Remo, individuales y por equipo, rama varonil y femenil.

La Unidad Deportiva «Centro de Alto Rendimiento» en Veracruz en donde se desarrollaron los encuentros de rugby y hockey sobre pasto.

La Unidad Deportiva Hugo Sánchez en Boca del Río en donde se desarrollaron los partidos de fútbol femenil.

El estadio Pirata Fuente en Boca del Río en donde se llevó acabo la magna inauguración y la clausura, así como los partidos de fútbol varonil y la final del femenil.

El estadio Beto Ávila en Boca del Río en donde se desarrollaron los partidos del denominado Rey de los Deportes.

El auditorio Benito Juárez en Veracruz, en donde se desarrollaron los duelos de Básquet-Bol

El Patinódromo en las instalaciones de Reino Mágico en Veracruz en donde se desarrollaron las actividades y competencias de Patinaje.

La Arena Veracruz para todo lo relacionado a las pruebas de gimnasia artística, rítmica y trampolín.

El Pabellón de Pelota Vasca, en Leyes de Reforma para las competencias de frontón.

El Centro Acuático Leyes de Reforma donde se llevaron a cabo todas las pruebas de clavados, nado sincronizado, natación y polo acuático.

El Centro de Raqueta donde se dieron las competencias del raquetbol y squash.

El Bolerama en Boca del Río en donde se dieron los encuentros de boliche.

La Arena Córdoba en la ciudad de los 30 Caballeros, para todas las competencias de Volibol de Sala.

El Complejo Omega en donde se dieron las competencias de bádminton y tenis de mesa.

La remodelación del Estadio Heriberto Jara en la ciudad de Xalapa, para las competencias de atletismo.

Así las cosas, los Juegos Centroamericanos y del Caribe dieron la oportunidad a Veracruz de mostrarse como un pueblo próspero, alegre, generoso y cordial, ahora la fiesta no termina, sigue con la administración y aprovechamiento de las magnas instalaciones con que se cuenta.

Visita nuestro portal: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx