Breve Espacio – Juan Carlos Absalón Pólito

*** Bien, se llegó el día de elecciones ¿y aún no sabe por quién votar? He ahí el resultado de un trabajo de candidatos sin propuestas claras que confundieron al electorado con sus ataques y descalificaciones unos a otros.

En nuestra actual democracia o libertad de la que aun gozamos, el voto de un individuo expresa el apoyo o preferencia por cierto candidato.

Esto implica una elección y en política es el método común que usamos en nuestro país para designar un representante dentro de nuestro gobierno.

El voto que emitiremos el día de mañana es una elección secreta, esto es para proteger la privacidad política de los votantes.

Algo que debe quedar bien claro que el acto de votar es voluntario, aunque en nuestro distrito la compra de conciencias o la venta de criterios no dejan de ser el jugoso negocio. Si no, ahí están las denuncias ante el IFE donde funcionarios nombrados ante las casillas han hecho serios comentarios de que ya les llegó la oferta a cambio de su voto y de desviar boletas para un determinado candidato.

Esto anticipa que las elecciones no serán limpias y si habrá mucho que observar para evitar que estas artimañas empañen el proceso electoral federal 2009.

Es claro que hoy en día nadie tiene una fe absoluta en la exactitud, honestidad y seguridad de todo el aparato electoral. Y lo comentamos por que el voto secreto en el proceso electrónico sufre muchas alteraciones;  después del conteo de sufragios y el llenado de  actas, al vaciar los resultados a través de un proceso electrónico éste puede sufrir una serie de alteraciones que al final son el resultado que define quien es el triunfador de la justa electoral.

Y bueno, usted sabrá por quién votar, y el lunes estaremos informando a través de este medio sobre los resultados.

*** Así pues vayamos ahora por un voto razonado.

Como es del conocimiento de todos los mexicanos, mañana domingo 5 de julio iremos a las urnas, para lo cual los promocionales han convocado a setenta millones de ciudadanos que tendrán la oportunidad de renovar la Cámara de Diputados Federal, lo que traerá consigo otros cargos en los tres niveles de gobierno.

El pasado miércoles concluyeron las campañas políticos y nos dieron a los ciudadanos cuatro días para reflexionar sobre los representantes populares que nos pusieron en la palestra política para elegir cuáles son los que en verdad “requeriremos”, y uso esta expresión porque como ciudadanos, debemos valorar cuales cuáles son nuestras necesidades más apremiantes y quién de los candidatos presentó las propuestas concretas para hacer algo que en realidad mejore la difícil situación que atraviesa México.

En la víspera de la Jornada Electoral con la presencia del FANTASMA DEL ABSTENCIONISMO, hoy más fuerte que nunca, con una sensación de inseguridad en las elecciones donde las estructuras de los partidos grandes hacen uso de sus fuerzas y movilización para acercar a la ciudadanía a las urnas, dentro de un ambiente de apatía de muchos y el fastidio de otros tantos que dudan si su elección será respetada luego de emitir su voto. Y esto no es una acción a la ligera, no hay que olvidar la gran dimensión que alcanzó la campaña de promoción del voto en blanco gracias a los monstruos televisivos que esta vez no llenaron sus arcas como en tiempos idos, la que aplastó la promoción que hizo el Instituto Federal Electoral para invitar a votar.

Ahora bien, el voto blanco en esta ocasión fue tema de discusión en muchos foros, y que quede bien claro que este tema no debe dividir a la sociedad, ni debe debilitar a las instituciones y mucho menos que descalifique el trabajo que lleva a cabo el organismo electoral.

Claro que no, este no es motivo para invitar a no votar, por supuesto que no, por el contrario el voto debe ser libre y razonado, y participar, porque el que no participa no tiene luego derecho a exigir por algo en que no participó.

Ahora más que nunca, la ciudadanía está motivada, incluso los jóvenes esperaron la oportunidad de una mayoría de edad para participar por primera vez en una elección, y la hora llegó. Ellos, los jóvenes, se dan cuenta de la importancia de participar en el rumbo del país, sobre todo ahora en la lucha contra la delincuencia, con la crisis económica, con las contingencias sanitarias que se avecinan y de la que ya tuvimos experiencia de una de ellas, es ahí la esperanza y el desafío que habrán de enfrentar la sociedad en general. La oportunidad está allí, sólo hay que aprovecharla.

El desafío es que la gente salga a votar, ejerza su derecho en forma razonada y libre, y esperar los resultados, sin que la pasión llegue a los extremos. La participación es el mejor camino, No hay que olvidar que en Veracruz, las elecciones son el preludio de lo que se verá en el 2010, donde elegiremos Gobernador, Alcaldes y Diputados Locales.

Por último, ¿ya se dio cuenta del poder de su voto en una boleta electoral? ¡ES INMENSO! Úselo ya que tendrá en sus manos la mejor herramienta para hacer del futuro inmediato un compromiso que habrá de cumplir quien resulte electo, y que si éste no cumple usted tendrá el privilegio de reclamárselo en su cara por no cumplir con las promesas de campaña, hagamos de México un país de compromisos para que realmente avance y no sigamos en lo mismo.

Comentarios, quejas y sugerencias: E-mal: absa_1962@hotmail.com y subdirección@diarioeyipantla.com