Breves desde Acayucan, Por: José Luis López Villatoro

El perseverante Marcos no está sólo.
Darle fin a la ignominia de Acayucan.
Más luz del conocimiento en el Valle.

Acayucan, Ver.—Marcos Martínez, esfuerzo por sacar a sus paisanos del estancamiento social en que han caído en los últimos años. (López Villatoro).

LA POLÍTICA ELEVADA A LO SUBLIME Y SOLIDARIO, META DEL ORGANISMO QUE SE CONSOLIDA EN EL ESTADO.—Aunque habrá algunos escépticos que crean que Marcos Martínez va predicando en el desierto, y que sólo escucha el eco de su voz, las reuniones en el parque central de Acayucan y calles aledañas en fechas del pasado año y éste que está a punto de finalizar; son muestra palpable de que la gente lo sigue sin ningún interés, patentizándole su respaldo, que le demuestran —¡valga la repetición¡— sin esperar nada a cambio.

Además, donde él va la gente lo sigue, así sea en espacios donde no hay comodidades para estar sentado o guareciéndose de las inclemencias del tiempo como sucede en este decembrino mes.

El ingeniero civil sin hacer la alharaca que acostumbran los políticos que contratan sonidos horas antes de cualquier evento, llena los mencionados recintos públicos; la gente escucha pacientemente sus mensajes, además no les regala refrescos y tortas porque no prodigue generosidad, que sí la tiene, sino porque su recurso propio no le alcanzaría para tantos.

Si se compara con lo que reparten alcaldes o políticos que están colgados de la ubre presupuestal, Marcos sólo puede ofrecerles su palabra de que hará lo posible por ayudarles hasta donde lo permita su patrimonio que es limitado. No son promesas de campaña porque no hay partidos atrás de él y porque tampoco se está destapando para algún cargo de elección popular.

Los que no comulgan con sus prédicas de bienestar popular podrán decir que está desperdiciando el tiempo, que sus esfuerzos no tienen destino, y ahí es donde radica la diferencia entre lo trillado de los políticos que buscan el lucro personal, y Marcos Martínez que se esfuerza porque sus paisanos no pierdan la esperanza de que las cosas sí pueden ir  cambiando si así lo decide la gente.

“Los tiempos en que los candidatos nos cautivan con sus promesas de campaña, regalando utensilios de cocina o de vestir y gorras con el logotipo de los partidos y el nombre de ellos y luego cuando consiguen el voto se olvidan de los ciudadanos, debe terminarse; aquí no se busca ser parte de la burocracia nada más porque sí”, les dice en nutridas concentraciones convocadas por él y un grupo de personas que integran la estructura del Grupo Unido Independiente Veracruzano.

La población está mareada de tantos rollos de los políticos y de sus partidos, por eso siguen a Marcos con la esperanza de que algo puede hacerse por Acayucan.

La conexión pueblo-líderes sociales se está dando. La gente los necesita. Sólo así se puede romper con el trillado esquema que corroe y depreda, poder avieso de palacios municipales. La intención existe y vale la pena perseverar en este sueño y si se cumple sean bienvenidos más Marcos.

LO INDIGNO NO ES TANTO LO QUE PROMETE REGINA EN EL DISTRITO 20, LO PELIGROSO ES QUE LE CREAN.—En lo que es su precampaña electoral en este Distrito 20 por la diputación federal, Regina Vázquez Saut repite el mismo disco de hace 8 años cuando ganó ese cargo: que va pugnar porque los pueblos de esta demarcación tengan mayores beneficios, fuentes de empleo, educación, salud, y que va donar su sueldo de más de 140 mil pesos a la gente que vote por ella. Esta diarrea de palabras la acompaña con su sonrisa —sus 2 especialidades—. Cretina como olvidadiza, cree que la gente de Acayucan y todo ese distrito se va a tragar toda esa verborrea y que fácilmente va a repetir aquella hazaña de 2003 cuando dobló al insulso candidato priista Víctor Manuel Pavón Ríos, hazaña que hay que señalar, fue por el liderazgo que mantenía su padre Cirilo, sacrificado hace 5 años.

Por si ella es amnésica hay que recordarle que el pueblo no lo es. En colonias de Acayucan y los 13 municipios del ‘20’ no volvió a pararse, ni siquiera para volverse a tomarse la foto con ellos. Esos años se los pasó en sus residencias de las ciudades de Puebla Veracruz, y sólo volvió en el 2007 para competir por la alcaldía de Acayucan cuando Fabiola era ya la presidenta. Olvida también la locuaz priista que ganó esa alcaldía por el tremendo financiamiento de su hermana, dinero del pueblo que se quedó esperando las obras de esos 3 años.

La joven Vázquez ya se le olvidó también que durante su trienio, 2008-2010, el intento de obras quedó nada más en que destruyó por completo un pintoresco parquecito a una cuadra de la iglesia principal. La gente que acudía a este parque dejó de hacerlo porque todo se volvió oscuridad y zanjas, lógico, peligroso para los niños y los adultos. Los drenajes a cielo abierto ahí siguen y sólo fue promesa de campaña. Regina en esos 3 años de presidenta no llevó obra alguna a las comunidades porque ese dinero fue para financiar la campaña de diputada federal de Fabiola.

Como se ve son trapecistas que se han estado pasando el poder, diputación federal, alcaldía, diputación federal, alcaldía.

Insensibles este par de hermanas no perciben el descontento general de los acayuqueños que observan cómo desfalcan las arcas municipales para gastarlo en las campañas electorales. Regina, por ejemplo, impunemente nunca comprobó más de 50 millones de pesos, impunemente porque el Orfis y la Legislatura local sólo hicieron el señalamiento, pero sólo eso. La gente sabe que tanto Fabiola como Regina sólo tienen proyecto para llegar pero no para gobernar, si no ahí está el caso de Fabiola que obtuvo la pasada diputación federal, 2009, y sólo estuvo 5 meses al dejársela a su suplente Rafael Rodríguez —acuerdo mutuo— para irse, de nuevo, a la alcaldía; así que este descaro es un insulto a la inteligencia de los votantes y también una burla para los mismos priistas, aclarando que usan los partidos como se les da gana. Para ello tienen gente incondicional que presiona, amenaza, chantajea y compra el voto ciudadano

LAS HERRAMIENTAS DEL SABER, AL ALCANCE DE JÓVENES GRACIAS A SU ALCALDE JUAN PATRICIO.—No sólo es la red caminera, drenajes, agua potable el trabajo de Juan Patricio Regules en el Uxpanapa, sino más espacios educativos lo que va informar este 16 de diciembre, por lo que cierra su primer año de gobierno, dejando satisfecho a su pueblo. Lo anterior con la visita de este lunes del secretario de Educación, Adolfo Mota Martínez donde se diera a conocer la creación del nuevo Tecnológico Superior del Valle del Uxpanapa.

El alcalde le ha tomado la palabra al gobernador Javier Duarte de hacer más progresista al municipio más sureño de la entidad. 

UNA MÁS DEL INEFICIENTE, VALEPEPINISMO Y ARROGANTE REGIDOR ALEJANDRO GONZÁLEZ MARTÍNEZ.—Como cada quien hace su regalada gana en el palacio de Acayucan, donde la alcaldesa Vázquez Saut no se presenta, el edi 1º. Alejandro González no le ha pagado a los que confiaron en él cuando fue el presidente del Carnaval del mes de mayo.

Tiene atorados a proveedores, haciéndoles perder el tiempo cuando lo van a buscar a ese inmueble del municipio y al susodicho regidorcillo no lo encuentran, ya que se la pasa atendiendo “órdenes de trabajo” en el domicilio de su jefa, la alcaldesa.

Casi todo el año ni por equivocación se presenta. El ejemplo de la dizque “licenciada”.

Acayucan, Ver.—Se volvió cuento de nunca acabar que Regina Vázquez y su hermana Fabiola se roten la alcaldía y la diputación federal. (López Villatoro).

 

La Chinantla, Ver.—La juventud de este portentoso valle del Uxpanapa contará también con un Instituto Tecnológico Superior. (López Villatoro).