Cabadence sufre robo en Veracruz

Veracruz, Ver.—La señora Sonia Castro Limón, de 21 años de edad, originaria del municipio cañero, de ocupación empleada, fue despojada de su teléfono celular, el cual lo recuperó la policía intermunicipal con la detención de Jorge Luis Torres Asturias, de 19 años de edad.

Agencias, Veracruz, Ver.—Cuando la señora Sonia Castro Limón caminaba en una de las calles de la Col. Playa Linda, fue atracada por tres sujetos quienes la golpearon para robarle su teléfono celular, el cual lo recuperó la policía intermunicipal con la detención del presunto, pero ya no tenía el chip de su teléfono por lo que pidió sea interrogado severamente el presunto responsable.

Sonia Castro Limón, de 21 años de edad, originaria de Ángel R. Cabada, de ocupación empleada, con domicilio en la calle Paseo Águila Real, sin número y Azulejos de la Col. Reserva Uno, al encontrarse en la calle Casitas y Gaviotas de la Col. Playa Linda y ver pasar una patrulla de la policía los llamó para que le prestaran un auxilio.

Les dijo que cuando caminaba por esas calles se le acercaron tres sujeto y observando que uno de ellos que viste bermuda de mezclilla y una playera tipo sport de color roja, quien forcejeó con ella arrebatándole su teléfono celular marca Alcatel de color negro con plata, para después darse a fuga.

La agraviada se subió a una de la patrullas para que hicieran el recorrido y al circular por la calle Playa Sacrificios y Boca Andrea, señaló a un sujeto que iba caminando apresuradamente y que coincidía con las características, indicándoles que era el mismo que le cometiera los hechos, solicitando que fuera intervenido ya que ella procedería a interponer su denuncia ante el Ministerio Público Investigador correspondiente.

Ahí intervinieron a Jorge Luis Torres Asturias, de 19 años de edad, originario de Veracruz, de ocupación albañil, con domicilio en la calle Boca Andrea número 1518 entre Gaviotas y Arenas, al efectuarle una revisión los policías le encontraron en la bolsa trasera del lado izquierdo un teléfono celular marca Alcatel, sin su chip, conteniendo únicamente su memoria de 2GB, mismo que reconoció la agraviada como de su propiedad, dejándolo a disposición de la Agencia octava del Ministerio Público.