Cambios en Veracruz ¿El Dilema de AMLO?

En días recientes corrieron versiones de posibles cambios en el gobierno de Veracruz.

Cuitláhuac García Jiménez no garantiza triunfo aplastante al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), en los procesos electorales del 2021 y menos en el del 2024.

La idea no deja conciliar el sueño al presidente Andrés Manuel López Obrador, tomando en cuenta que el estado es la tercera fuerza de sufragios en el país, después de estado de México y de la Ciudad de México.

Mover a García Jiménez significa convocar a nuevas elecciones, de acuerdo a lo establecido en la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Veracruz, las cuales requieren millones de pesos para su realización con el riesgo latente de perder frente a partidos opositores.

Dejar en el cargo al gobernante y cambiar los principales miembros del gabinete más cuestionados por cámaras, consejos y asociaciones empresariales, sindicatos, partidos políticos, asociaciones religiosas, organizaciones no gubernamentales, asociaciones civiles, defensores de derechos humanos y medios de comunicación masiva.

El papel de García Jiménez sería decorativo por su falta de oficio, desconocimiento del quehacer público, carencia de liderazgo, distanciamiento social, impunidad, nepotismo, falta de carácter, anomalías en el gasto público, contratación de personal sin perfil, retención de pagos al Sistema de Administración Tributaria (SAT), desvío de fondos destinados al sector salud y corrupción institucional.

En el cercano supuesto de que el presidente “animara” al gobernante a solicitar licencia al congreso para ausentarse de su responsabilidad constitucional por tiempo indefinido, ¿quién sería el sustituto durante los cuatro años restantes del mandato?

El jefe del ejecutivo federal todavía no decide por uno de los nombres analizados hasta el momento, entre los cuales destacan, el senador Ricardo Ahued Bardahuill; el diputado federal por el distrito de Xalapa, Rafael Hernández Villalpando; la secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle García; el senador Dante Delgado Rannauro o el excandidato del Partido Revolucionario Institucional (Pri) a la gubernatura de Veracruz, José Yunes Zorrilla.

El nuevo domicilio del tentativo exgobernador Cuitláhuac García Jiménez, sería la dirección general de Petróleos Mexicanos (Pemex), debido a que el actual titular, Octavio Romero Oropeza, subiría a la Sener.

En el caso que la figura presidencial decidiera no remover al tambaleante gobernador, sustituiría a funcionarios que se han aprovechado de la tibieza del ejecutivo estatal.

En la lista proporcionada vía whatsapp, aparecen los nombres de los secretarios de Gobierno, de Seguridad Pública, de Finanzas y Planeación, de Educación de Veracruz, de Trabajo, Previsión Social y Productividad, de Desarrollo Económico y Portuario, de Infraestructura y Obras Públicas, de Desarrollo Social, de Medio Ambiente, de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca y de Salud, entre otras.  

La incógnita del se queda o se vá, será despejada en las primeras semanas de enero próximo.

Nada más.

Sólo para tus ojos . . . El Frente Nacional Anti AMLO (Frena), prepara acciones económicas para no pagar impuestos al gobierno federal, informó Gilberto Lozano, vocero de la citada organización civil. Servidos.