Celebrando el 86 Aniversario

A don Roberto, y Eyipantla Milenio…

celebrando-el-86-aniversario-1

Abel Cadena Pérez / Catemaco, Ver.—El árbol es modelado por el viento y el temporal, y por lo mucho que le pasa por encima… Escribir con transparencia e inteligencia, es darle forma al pensamiento y por ende que la hidalguía que brinda esa tribuna de la libertad de expresión, continúe siendo vanguardia de la imparcialidad en la crítica y veracidad en los hechos.

Proyectar un periodismo de respeto a las ideas ajenas de una absoluta tolerancia y de una posibilidad de reunir en una misma publicación las ideas más encontradas o más controvertidas —decía— el maestro don Roberto Francisco Enríquez Valencia, “Es fundamental en la búsqueda de la verdad, porque el rumor, en el ámbito periodístico, es como un cheque válido, hasta saber si tiene fondos”.

No justificaba al político cínico y corrupto, decía; “El político honesto impacta, es un ser humano directo, vertical y profundo, proyecta respeto”.

Enríquez Valencia desechaba la improvisación, pugnaba siempre por el periodismo de investigación, dado siempre a emitir juicios magistrales, sin tener la actitud de quien dicta lecciones.

Un gran personaje del periodismo, un hombre de su tiempo, cordial para el aleccionamiento, tenía valores muy altos en la relación humana, tenía un gran amor por el periodismo impreso al que perteneció siempre.

En Eyipantla obtuve dos valiosos premios: 1.—La invaluable amistad del maestro Enríquez Valencia, y, 2.—El oficio permanente de entregar mis colaboraciones, la trascendencia de Enríquez Valencia es que no impuso una opinión sobre la otra, no prefabricó las premisas para obtener conclusiones previstas; permitió a cada quien expresar su punto de vista para que consecuentemente el lector normara su criterio ya que siempre  pugnaba: “el periodista debe tener: oficio y talento, si quiere seguir siendo igual hay que cambiar, no puedes escribir como periodista, lo que no puedes sostener como caballero”.

Para un servidor, importantes siempre fueron sus palabras las que rubricaba con los hechos.

Hoy, 2016, diario Eyipantla cumple 86 años al Servicio de la Colectividad.

Con mi admiración y respeto de siempre, al ilustre maestro don Roberto Francisco Enríquez Valencia, hoy al lado del Divino Creador del Universo.

Felicidades familia Enríquez Hernández.