Columna en Contraste

Hacer las cosas bien y cero tolerancia

              Con las ordenes de aprehensión giradas a treinta y tres alcaldes por presunto desvío de recursos de los ejercicios fiscales 2004, 2005, 2006, 2007 y 2008, se da una muestra de que la administración de Javier Duarte de Ochoa no tolerará, solapará y mucho menos encubrirá los malos manejos de los servidores públicos sin importar su filiación partidista.

                El mensaje es claro y simple, en Veracruz solo hay una forma de hacer las cosas, y esta forma la tienen que acatar todos los servidores públicos sin distingo de rango y esa forma es simple, esta forma es la de hacer las cosas “bien”.

                Así de simple, cuando las cosas se hacen “bien”, el trabajo y los resultados se palpan de inmediato, se da respuesta a las soluciones reales y justas de la sociedad y se transparenta y optimiza la utilización de los recursos.

                Esta administración deberá de caracterizarse por esto, por manejarse de manera responsable y enfocando los pocos recursos que se tienen a resolver problemas de fondo y no a financiar agrupaciones y/o asociaciones patito que solo buscan el beneficio personal o de unos pocos, valiéndose de la necesidad de muchos.

                Ya que es obvio y notorio que en Veracruz existen infinidad de organizaciones que no están legalmente constituidas, y cuyo fin no es el de buscar el beneficio social para la gente más necesitada, sino el de buscar el beneficio personal.

                Es por ello que a partir de ahora la nueva administración tendrá que establecer y consolidar las reglas de operación para el apoyo con proyectos productivos, con una supervisión real y precisa de la entrega de los mismos, para que estos recursos tengan el fin para el cual se están otorgando.

                Ya basta de consentir, tolerar, financiar, y lo más grave, aceptar los chantajes de pseudo lideres que con la amenaza de manifestaciones, realizan toma de calles o carreteras se beneficiaban con proyectos, concesiones de taxis, laminas, cemento u otros apoyos que podrían servir a gente que realmente lo necesitan.

                Y muchos dirán que como se puede acabar con esto, la respuesta es fácil, con “cero tolerancia”, es decir, ejerciendo la ley con todo el peso y rigor, para que estos pseudo lideres sean denunciados penalmente cada que cierren una calle o carretera, cada que toman una oficina de gobierno, asesorando a los cientos de personas que han sido extorsionados por ellos para que los denuncien y se organicen ellos para constituirse en una asociación u organización real con fines sociales claros de beneficio para su gente, quitándoles así cualquier representación que pudieran tener.

                Y si realmente se quiere hacer las cosas “bien”, se deben de ejercitar todas las órdenes de aprehensión en contra de aquellos pseudo líderes, que por negociaciones políticas, se encuentran varadas en muchos juzgados y ministerios públicos.

                Veracruz ya no puede solventar, tolerar ni aguantar más a gente sin escrúpulos, ya sea funcionarios, políticos, líderes o seudo líderes, es por ello que las autoridades deben de manejarse de manera ética, responsable y conscientes de que nos debemos a la ciudadanía, no a intereses superiores.

                Comentarios, críticas y sugerencias: oscar_coria4@hotmail.com