Columna: Historias de Mi Abuelo

LAS HISTORIAS DE MI ABUELO

La piragua, llamada Pura del Carmen y el Mono Zambo
—“¡Abuelito!… ¡Qué bueno que ya te aliviaste!… —Le decía el nieto.
“Si hijo, los años no pasan en balde, espero durarles muchos años, porque tengo mucho que contarles de nuestro Catemaco”…
—“Abuelito, cuéntanos alguna historia”…
“Hay este chamaco, no pierde el tiempo… Escucha con atención…
Corrían los años de 1929, atrás del corral de la casa de Rafael Brizuela, frente a la Laguna vivía el señor Eduardo Domínguez y su esposa María Contreras, con sus cinco encantadoras hijas Cristina, Lucha, Pura del Carmen, Petra y María Domínguez Contreras…
“De las cinco, Pura del Carmen era la más hermosa, a las cinco de la mañana ya se encontraba lavando o bañándose entre los grandes apompos, contenta llegaba a su casa y se ponía hacer las tortillas…
“Cuando Pura del Carmen, tenía 15 años de vida, se enamoró de Julio Palacios, que venía de Calería a pescar a Catemaco y contaba con 25 años, después de breve noviazgo unieron sus vidas…

Catemaco, Ver.—Los monos zambos (saraguatos o monos aulladores) originarios de la Región de Los Tuxtlas. (Foto | Meme Absalón Leal)
Catemaco, Ver.—Los monos zambos (saraguatos o monos aulladores) originarios de la Región de Los Tuxtlas. (Foto | Meme Absalón Leal)

“Julio construyó su casita a un lado de la casa de sus suegros; después de un año, Julio decidió construir su propia piragua, que contaba con 6 remeros y él al timón, ya que la pesca era abundante…
“Buscaron a un mozo y junto Julio, su esposa Pura del Carmen y el mozo, viajó en una canoa alrededor de la Laguna buscando un gran árbol para hacer su piragua, llegaron frente al Cerro del Cochinito”.
—“¡Abuelito!… ¿Dónde está el Cerro del Cochinito?”
“El Cerro se encuentra en Coyame, es donde nace la rica agua agria; junto a un pequeño arroyito se establecieron, hicieron una chocita… Mientras Pura del Carmen preparaba la comida, Julio y el mozo, subieron al Cerro en busca del árbol más grande para construir la piragua, mientras Pura del Carmen baja al arroyito que desembocaba en la Laguna por agua para los alimentos o para lavar la ropa y bañarse…
“Pero un día, se llevó una sorpresa, ya que en árbol que estaba junto al arroyo se encontraba sentado un mono zambo como de un metro de alto, grande y robusto; no se espantó solamente la miraba… Al paso de los días, ya era costumbre ver al mono zambo…
“Mientras Julio y su mozo, derribaron el gran árbol y por la parte de en medio lo empezaron a quemar, y raspándole para formar su piragua… Al paso de los días, cada vez que Pura del Carmen bajaba por agua el mono zambo ya estaba esperándola…
“Empezó por tirarle frutitas de Tomatillo, Abasbavi o Limoncillo, y Pura solo le reía al mono zambo y este se comía la frutitas; la piragua ya iba adelantada, ya que pronto la bajarían del cerro para terminarla en la orilla de la Laguna…
“Pero un día, como a las 12 del día del mes de Septiembre, Pura del Carmen bajó por agua, ahí estaba el mono zambo vigilando; la empezó a cortejar aventándole ramitas, flores y jobos…
“Cuando Pura del Carmen se agachó a llenar su cántaro de agua, el mono zambo se avienta del árbol y que agarra a Pura de la cintura, la carga entre sus brazos y se la lleva cargando arriba de los árboles…

Catemaco, Ver.—Catemaco, tierra de pescadores, sus playas llenas de botes o canoas… ¡Qué amaneceres, o anocheceres surcan la Laguna en busca del sustento!. (Foto | Meme Absalón Leal)
Catemaco, Ver.—Catemaco, tierra de pescadores, sus playas llenas de botes o canoas… ¡Qué amaneceres, o anocheceres surcan la Laguna en busca del sustento!. (Foto | Meme Absalón Leal)

“Fue tan grande el susto de Pura que gritó como loca; sus gritos fueron escuchados por su esposo y el mozo; dejaron todo tirado y bajaron corriendo pensando que había sido atacada por un tigrillo, un anteburro o por los muchos jabalíes, pero al llegar al arroyo, su sorpresa fue grande, que arriba del árbol estaba Pura del Carmen desmayada en los brazos del mono zambo, que la acariciaba como un ser humano”.
—“¡Qué miedo Abuelito! ¿Y qué pasó al ver llegar el animal a su esposo y a su ayudante?
“El mono se puso agresivo, rugía ferozmente, entonces el mozo le comenzó a tirar de pedradas y Julio preparó su escopeta y se fue tras del árbol y le disparó hiriendo al animal embravecido, quien saltó y cayó de trancazo a la tierra, entonces el mozo subió al árbol y bajaron a Pura del Carmen que se encontraba desmayada…
“Presurosamente la subieron a la canoa y la trajeron a Catemaco, llevándola a su casa donde mandaron a traer al curandero Manuel Zetina, quien le dio unos brebajes, la sahumó, le dio una limpia con albaca, ruda, romero y huevo, para el espanto Pura del Carmen despertó con gran susto conto toda la tragedia del mono zambo…
“Cuando amaneció Julio, junto con otros regresaron a Coyame para buscar al animal muerto, ya no lo encontraron, sus compañeros de manada se lo llevaron montaña arriba, Julio y los demás bajaron la piragua a la playa y la trajeron remolcando hasta Catemaco, la amarraron en la Punta de Chaltipan por casa de tía Jacinta Morales para terminar la piragua”.

Catemaco, Ver.—La famosa piragua “Pura del Carmen” con sus activos caladores que por muchos años abastecieron a los pueblos de Catemaco y San Andrés Tuxtla, sus dueños el señor Julio Palacios y Pura del Carmen Domínguez Contreras, foto del año 1935. (Foto | Meme Absalón Leal)
Catemaco, Ver.—La famosa piragua “Pura del Carmen” con sus activos caladores que por muchos años abastecieron a los pueblos de Catemaco y San Andrés Tuxtla, sus dueños el señor Julio Palacios y Pura del Carmen Domínguez Contreras, foto del año 1935. (Foto | Meme Absalón Leal)

—“¿Qué pasó Abuelito?
“Como el caso fue muy comentado en el pueblo, a la piragua le pusieron como nombre Pura del Carmen, así que con norte, lluvia, calor o frio todas las noches Pura surcaba la Laguna en busca del sustento y del buen lance…
“Y todas las mañanas la gente esperaba en la orilla de la playa que llegara Pura “la piragua”, todo era alegría por que llegaba llena de pescados, topotes, moguille, juiles, grandes anguilas y galápagos, todos al agua gritando Julio quiero un tenate de mojarritas, un chicalé de topote, cinco centavos de juiles…
“Catemaco, todo los días comía marisco fresco, traído en la piragua, Pura del Carmen, al paso del tiempo surgieron más piraguas, Julio Palacios murió a la edad de 53 años…
“Pura del Carmen Domínguez viuda de Palacios vendió la famosa piragua y junto con sus hijos se fue a radicar a Tierra Blanca, donde recuerda y cuenta a sus hijos y nietos del mono zambo enamorado, de la gran piragua que durante muchos años surcó la Laguna en los amaneceres en busca del tan esperado lance milagroso que alimentara a aquella gente trabajadora y amable del pueblito de Catemaco”.