Columna: La grilla de Chon

LA GRILLA DE CHON

2016 un año de esperanza
Empieza la carrera por la gubernatura en Veracruz
Inician el juego político en la región Los Tuxtlas
Se encaminan los candidatos a la alcaldía de Catemaco

Este 2016 es un año de esperanzas, aunque no sabemos aun lo que trae consigo el recién nacido, digamos que para empezar este enero que surge a la vida inicia con buenos augurios para los mexicanos pues existe la esperanza que las cosas cambien para no seguir igual o peor que antes, ya que en la interpretación de nuestra realidad política ha hecho notar la presencia de un nuevo actor en el escenario, el cual es disciplinado, luchón, atento a todo lo que le rodea, pero dispuesto a cambiar según su credo y conveniencia.
Este nuevo actor es el pueblo, que poco a poco está empezando a sacudirse el yugo y corregir el guion de la partitura que otros le habían escrito para que bailara según lo tacado a conveniencia de más de los mismos aunque no todos los corruptos están en la misma canasta, para los que hoy existe el sustento de una población ya no existe solo su repudio con una persistencia que alcanza ya perfiles de estoicismo.

La política es el arte de la intriga, la maniobra y una lucha bastante cruda y amoral por el poder, ¿Quién lo duda? Con un doble juego y escudados en el feo disfraz de la conveniencia, los amigos dejan de serlo, por ambición al poder, llevan su divorcio al extremo.
Las próximas elecciones a gobernador por 2 años en la entidad veracruzana se prevén competitivas y complicadas en el papel para el PRI, ni heredar al compadre, ni ocultar al amigo, porque una cosa es preparar y la otra imponer.
El Lic. Héctor Yunes Landa se mantiene atento al sentir mayoritario de la sociedad civil jarocha por ser un hombre consiente de la realidad histórica, los sentimientos del pueblo veracruzano que marcan la pauta y que tal vez constituyen su proyecto político.
Se rumora que Yunes Landa cuenta con la bendición del vaticano central y la aceptación poblacional al menos “los generacionales” eso afirman.
Podrían no estar de acuerdo con lo que este grupo diga, ya son millones los habitantes de “jarocholandia” con pensar diferente pero es aceptable su derecho a decirlo y aun no se dan en serio los destapes en el PRI y ningún otro partido que vaya entrar en la contienda política para este 2016, pero bueno anda inquieto “El Topote”, véase el pasado 29 de Diciembre el ejecutivo Estatal Dr. Javier Duarte de Ochoa, en un lugar privado convivio con los aspirantes del PRI a la gubernatura, funcionarios de su gabinete y Diputados Federales como Jorge Alejandro Carvallo Delfín, Adolfo Mota Hernández, Érick Lagos Hernández, Alberto Silva Ramos, el Senador José Yunes Zorrilla “El Gran Ausente”.

Aunque aún no está definida la tan cacareada alianza PÁN-PRD algunos aspirantes ya cubetean agua a su molino, Miguel Ángel Yunes Linares se dice que su terquedad sufrirá nuevamente la afrenta del rechazo popular y se dice también que solo es proclamado por algunos grupos panistas en varios municipios de la entidad.
Se dice que a pesar de seguir tercos con sus ideas de nadar contra la corriente con su PAN, son los que fácil se olvidan y que poco se admiten ya.
El PRD en su tiempo fue el gran pepenador del lastre de aventureros y mercenarios que arrojo el PRI lo que le costó el grave resquebrajamiento que hoy padece en su interior su obispo estatal, el corrupto Rogelio Franco Castan es la veleidad en dos patas que al igual que sus corifeos traen la dignidad a la altura de las suelas de sus zapatos, su frivolidad es tan grande como su ambición y muestran gran ferocidad por el dinero fácil hoy coquetean con los azules aun teniendo en casa gente valiosa para contender a la gubernatura por 2 años, el cardenal Agustín Basave quien al tomar posesión como dirigente Nacional del sol azteca prometió rescatar de las garras del vicio a su partido.
Por MORENA el Diputado Federal, Prof. Cuitláhuac García Jiménez va como candidato a gobernador por 2 años.

Sin respetar los tiempos inicio la rebatinga política en los Tuxtlas tierra que alberga cultura, magia y misticismo, en tiempos electorales se convierte en azaroso campo de batalla política.
Los adversarios están pateándole la puerta al PRI tratando de obstruirle el camino a mas no poder al priista con aroma de “ave” Vicente Benítez Gonzales, que al parecer va con el partido Verde Ecologista y el AVE a la diputación local por el distrito XXV.
La alianza topotera PAN-PRD-PT con el batallador y experimentado político Sergio Antonio Cadena Martínez, también alborotando el gallinero, el Ing. Manuel Cansino por el novato pero abrumador partido MORENA, para que la cuña apriete tres aspirantes a la diputación local nativos de topotilandia. Juan Manuel Rayas Arvizu, distractor desesperado raya en el antagonismo político sin discernir el error del acierto, tratando de sepultar con trillado léxico los valores tradicionales de nuevas ideologías políticas, a la tierra que fueres.

Pueblo más mágico que “topotilandia”… no hay, el dilema que enfrentan ciertos grupos políticos en la mágica tierra al saber que dos personas gozan de la estima del diputado federal Jorge Carvallo Delfín.
¿Quién tendrá la bendición obispal del PRI-Verde Ecologista para ser designado a la presidencia Municipal?
La Lic. Teresa de Jesús Moreno Gómez o el LIC. Julián Organista Barranca, para ciertos sectores catemaqueños Tere Moreno es la mejor opción y por aquello de la equidad de género el AVE prepara a la Lic. María Luisa Domínguez Bucio.
El grupo generacional priista tiene su carta fuerte en la Lic. Cecilia Alejandra Oliveros Rosario, el PAN insiste en el C.P. Julio Cesar Ortega Serrano, que va por la revancha ya que la tuvo, era suya y la dejo ir.
El continuismo encadena el futuro de “topotilandia” contradiciendo sus principios de progresó, por ende el camino no es fácil se necesita un espacio de reflexión acerca de los valores que rigen el quehacer político del mágico pueblo, MORENA tiene asegurado como candidato al popular columnista político Chon Pueblo que va con todo en pos de la silla grande que se ubica en la casa de cristal de “topotilandia”.