Columna: La Grilla de Chon

LA GRILLA DE CHON

  • Nuevo$ Rico$ Político$
  • Benítez con la ventaja de votos
  • 8 mdp cuesta alcaldía de Catemaco

Resulta peligroso ir a la guerra, navegando en aguas desconocidas.

En política, no siempre es grato hacer cosas buenas, por razones equivocadas, cuando ‘solo observando el puente’ se puede distinguir la realidad…

Las guerras políticas (cabe señalar), casi siempre han sido un gran negocio para quien las provoca y para quien las atiza, ya que sirven todo el tiempo, a oscuros intereses.

El país se encuentra en estos momentos, en manos de la partidocracia, de la ilegalidad política sin control, la que han convertido en un negocio muy lucrativo ‘entes sin escrúpulos’.

La política ha hecho muchos nuevos ricos y a otros famosos, a los que ha servido para incrementar $u$ cuenta$ bancaria$ de forma poco honrada.

La política ha servido, lo mismo al oportunista, que al farsante.

Ha sido desembocadura de complejos y frustraciones; ha servido a muchos ‘tío – vivos’, excepto al pueblo mismo, para cual solo hay más pobreza y nula esperanza…

LA CASA DE ES DE CRISTAL.

En ella, nada de lo que se hace corruptamente, es ajeno para los demás.

Por la mini gubernatura jarocha, ciertos candidatos no se cansan de mentir, aunque se suiciden con la verdad y por cuyo ego hoy nos resultan buenos, regulares, malos, feos, y demás enseres de la herbolaria política jarocha, auto percibiendo con ello que, su lucha es por esquemas secundarios, debido a la fragilidad de su condición humana de unos y el arrogante orgullo de otros, sin determinarse en ellos, una causa de la otra.

En spots políticos se maneja la competencia publicitaria de manera personal ostentosa, proclamando los candidatos lo que no pueden remediar de la realidad que vivimos.

En esta elección, hay en franca competencia política: DOS YUNES.

Ambos tratan de llevar agua a su molino, a sabiendas que a los electores no se les convence ni conmueve con arengas personales.

EL DIFERENTE, don Héctor Yunes Landa, con su PRI y la morralla —disque aliados—,  habla de una trayectoria limpia y de resultados, y que por eso la gente le dice: YUNES, EL BUENO.

Y, que solo alguien con valor, limpio y derecho, hará que haya empleo, seguridad y hará que reviva Veracruz.

Mientras el otro Yunes, su primo carnal azul, don Miguel Ángel Yunes Linares, con creatividad política busca hacer fidedignas las exigencias sociales de los veracruzanos, donde los índices delictivos arraigan la percepción ciudadana de que la corrupción y la impunidad son factores determinantes, que anulan el combate a la delincuencia.

Y, reconoce Yunes Linares que la primera obligación del Estado, es la de garantizar la seguridad de los ciudadanos; se promulga por ello públicamente por el rescate de Veracruz.

Y a la voz de ‘¡Ya!.. ¡Ya!.. ¡Ya!..’ Promete a su vez, enviar al ‘botellón’ a todo funcionario y político corrupto y hacer que devuelvan todo, lo que —dice—, han saqueado las arcas de nuestro Estado. Aunque del dicho al hecho, existe un gran abismo.

A su muy peculiar estilo, tanto el Yunes rojo como el Yunes azul, manifiestan ir arriba en las encuestas: ¡Yo…Ko…Ono!

A sabiendas que el tiempo será gran factor, porque la paciencia es virtud.

Con ruido similar, pero mesurado, Armando Méndez de La Luz, por el partido local Movimiento Ciudadano; Cuitlahuatl García Jiménez, por el partido Morena; Víctor Alejandro ‘El Pipo’ Vázquez Cuevas, por el PES; Juan Bueno Torio, abanderado por el Independiente; Alba Leonila, abanderada por el PT.

Siete son los Jinetes de la Apocalipsis Jarocha y tres enfocados a la recta final; mientras cada uno de los candidatos se arrima al electorado con su mejor sonrisa, a sabiendas que ante el pueblo jarocho su identidad política está muy deteriorada, aun piensan convencer al electorado cuando ‘sus ofertas’ o ‘compromisos políticos’ tienen el sello de la superficialidad y la irrelevancia; porque si bien, algunos abanderan causas derivadas del malestar de la ciudadanía jarocha, también exaltan por ejemplo, la libertad en un Estado de libertinaje político.

En medio de esta vorágine de ‘maniobreo político’, buscan sacar provecho a hurtadillas de los descuidos, quienes van en pos de la candidatura por la diputación local de sus respectivos distritos; algunos ayer, amantes fieles del PRI, hoy en fingido divorcio, sin separación de bienes, se enfilan con el Panal; Verde Ecologista; el alicaído trapecista Partido Cardenista; la rapiñera AVE, quienes en esta contienda, son Mesalinas, del vetusto y anciano partido.

Como a los tingoliches, cuijas y sapos, les encantan la simulación… Esta es su fiesta, dando así inicio lo que sin duda, será una nueva burla para los habitantes de cada municipio, que componen cada distrito; en especial el de Los Tuxtlas, Distrito XXV.

Aquí se perfila Vicente Benítez González, por el partido turquesa, y se podría dar que se vistiera de ecologista, apostando por los 14 mil posibles votos en San Andrés Tuxtla; 9 mil en Catemaco; 7 mil 500 en Hueyapan de Ocampo, en compendio a lo que logren sus adversarios políticos.

Véase.

Ciertos de sus ‘disque’ operadores políticos, pertenecen a la fauna nociva de tingoliches, cuijas y sapos, y con marcado servilismo ya andan desgarrándose las vestiduras bajo la tutela de doña Julia Hernández, quien coordina esfuerzos a favor del PRI, a quien se le han arrimado Noé Limbertg González Ramos, y su compadre del alma el ex diácono y golondrino ex alcalde municipal por ocho meses Mario Jorge Cázales Ramírez, quien bajo dicha sombra presume venir por la revancha en pos de obstaculizar todo esfuerzo político, realizado hasta ahora por González Azamar, lo que dudamos porque el de la Lindavista, está hasta tunco de mañoso, en estas lides.

En la paradisiaca Topotilandia, el misterio se hace posible, sin el misticismo del misterio mismo.

Sin el romanticismo político, es un peregrinaje encantado hacia nuestra fuerza interior; hacia el pensamiento despierto y activo de nuestro ser sin hieratismos, ni formalidades que todo lo obstaculizan en Topotilandia.

Un político debe ser sencillo, con olor a pueblo;  un ser espiritual que va enseñando a través de la seducción de sus palabras y de sus pasos, porque será que cuando un político deja de inspirar desconfianza, se ha traicionado así mismo.

“Cuando veo en la tierra, donde las garzas hacen sus nidos y topete amarillo abandona la orilla del precioso lago, algo inusual, atípico, se aventura en su a un precioso horizonte, para políticos foráneos compra votos, TOPOTILANDIA, representa 8 mil, 10 mil, 12 mil votos seguros.

Para el político tegogolero, representa la presidencia municipal, amén de un pequeño gasto de OCHO MILLONES DE DEVALUADOS VAROS, y de lograrla, con una garantía de recuperación corrupta anual de 15 millones de ‘billullos’…

Ya por ahí, hay quienes intentan llevar agua a su molino, porque ‘mogüille’ qué se duerme, ni al fogón llega…

Realizando reuniones en lo oscurito, anda en plena ‘campaña juilera’ Said Rodolfo Pereyra Ortega, ¡SÍ! El padrino de los chicos malos, que mal utilizaron las tarjeta de los abuelitos pensionados por la Sedesol…

Gilberto Uscanga Carcaño, ex secretario municipal; Jessica Hernández Ruíz, ex regidora;  el contador público Julio César Ortega Serrano; Jorge Alberto Azamar Campos; Heriberto Villarreal Benítez, asesor técnico de la CAEV, aunque en política local, no hay que juzgar el libro por su portada.