Columna: La Grilla de Chon Por: Chon Pueblo

la-grilla-de-chon

 

  • Política: “la simulación”
  • Raúl arriba de ‘los copetes’
  • La lista de siempre en Catemaco

 

 

Cuando el juicio es débil, en política hacer lo que se puede, en el momento que se pueda, no representa necesariamente hacer lo que en realidad se debe; porque en boca del que mentir acostumbra, su verdad resulta sospechosa, pues pertenece a esa clase de políticos corruptos que intenta seguir imponiendo un populismo frívolo e inhumano al común de la gente abusando del soporte de su heroísmo cotidiano y que jugando políticamente, con la desesperación de su esperanza, le imponen a seguir padeciendo grandes flagelos sociales como la pobreza, esa lacerante condición humana que abarca en todas sus modalidades al 78% de la población mexicana, en la que hoy permea enorme desconfianza sobre quienes tienen el manejo de un país, al cual, con actos de corrupción e impunidad, le siguen heredando desigualdad, impunidad, inseguridad y escasa opción de acceso a servicios de salud de calidad, obstruyéndole su derecho a vislumbrar como la suma del bienestar individual se debe obtener para avanzar en la meta superior de la justicia social, por lo que existe un gran temor en lo que pueda ocurrir en las elecciones del 2018 y las especulaciones sobre las consecuencias del malestar social son cada día más comunes y como fantasma recorre la geografía nacional.

Sin inteligencia ni audacia, el buen juicio político y social resulta estéril.

 

Por Veracruz, son tiempos de acciones más dinámicas y concretas en beneficio de quienes las practican, y no solo de quienes las impulsan o promueven políticamente, porque la indignación es pólvora en toda expresión social.

Los políticos con poder en la función pública deben dejar a un lado el ofrecimiento de “buenas intenciones”, por ende, la importancia central de la alternancia de realizar una profunda transformación estructural, social y política del estado jarocho, que pugno por ‘el cambio’, con la idea de saber hacia ¿dónde ir?.

El reacomodo de funcionarios públicos, debe ser bien reflexionado para que enriquezca el camino hacia la democracia. ¡Basta ya!, de tanta simulación y burla, dar al pueblo lo que es del pueblo y a ‘vos’ lo que le honradamente, te correspondería.

 

En la colonial tierra de Duques y Dulcineas, los hermanos chaneques Comi’s andan inquietos; la razón: LA FAMILIA REAL DE TRES ZAPOTES, quien por años sigue mañosamente en el poder y tras el poder.

La dama del pelo suelto y diputada electa por el Distrito XXIV por  la coalición PAN – PRD, Jazmín de los Ángeles Copete Zapot, quien sin soltar el trapecio político, lanza nuevamente a uno de sus vástagos Argenis, bajo la sombra del Sol Azteca, en pos de la alcaldía municipal de ciudad chaneque, considerada por ‘la familia real’ como su feudo, donde políticamente su mayor obstáculo lo representa el licenciado Raúl Sosa González, quien ha venido trabajando a favor de los más amolados de su colonial municipio con una positiva labor de manera estratégica y operativa, en lo social y estructural, sumando resultados positivos consolidando el prestigio de su pueblo.

 

Ensombrecido el panorama político en Topotilandia (Catemaco), por la profundización de los problemas sociales por los cuales ha aumentado el escepticismo entre la ciudadanía del mágico municipio, porque no se ha visto un gobierno municipal capaz de consolidar el cambio estructural.

El concepto crisis posee gran importancia dentro la política, y la teoría local se define como el momento en que se produce una rotura, en él funcionamiento de un sistema administrativo municipal, cuando el ejecutivo no tiene estrategia definida para encarar el gravísimo estado de cosas en el que ha colocado al Municipio y su intolerante reacción ha sido el atrincheramiento en sus modelos mentales y la negativa rotunda de hacer contacto con la realidad que vive el mágico pueblo, que ya está harto del continuismo, lo qué poco parece importarle.

Ya hizo lo que era notorio y publico el destape de María Luisa Domínguez Buccio como candidata del AVE a la alcaldía municipal, se decía que en el recuento de los daños electorales el AVE había perdido su registro, amen que al descubrir el diputado local, Francisco Garrido Sánchez, las corruptelas políticas de su líder estatal Alfredo Tress Jiménez, renunció a esa organización política, hoy en decadencia y una gran cantidad de simpatizantes de Garrido Sánchez volaron con él, dejando sin sus plumas al nido en Topotilandia.

Políticamente, solo necesitan de Dios, para lo imposible, en cuanto lo posible a pesar de las centurias de la sapiencia, se bastan del ‘yoyismo’, como instrumento de grupos afines con el oscuro afán de socavar el accionar de adversarios políticos y provocar condiciones de permanencia en poder municipal que les favorezcan.

En el PRI, dan por hecho que la licenciada Julia Hernández Ortiz es la más viable candidata, cuya propuesta por la grey priista y el clan Montoya Zamudio, y en el ecologista partido soltaron las amarras a favor del licenciado Julián Organista Barranca, quien está sólidamente respaldado por un numeroso grupo de jóvenes profesionistas; gente del medio rural, pesquero, empresarial, pescadores, lancheros, entre otros más, con el respaldo de la cúpula del Sol Azteca y por su gran trabajo social a favor de familias vulnerables del mágico municipio topotero el licenciado Homero Ramírez Ocampo, goza de la aceptación popular de sus paisanos.

Aún por confirmar políticamente, el rumor a la realidad, el ex alcalde municipal ingeniero  Salvador Guerrero Moreno con Morena, puede nuevamente encaminar sus pasos a la alcaldía municipal.

Mientras el ingeniero Heriberto Villarreal Benítez, realizando gran labor a favor de humildes familias del profético municipio, y con arduo trabajo político, espera pacientemente, ¿cuál será la fórmula a la que pueda ser partidario y contender por la presidencia municipal?.

Mientras que en el PAN, la decisión la tomaría el Gobernador electo Yunes Linares, trabajan infatigablemente por alcanzar tal nominación, Karina Guzmán Chima y el contador público Julio César Ortega Serrano; ambos con muchas posibilidades de lograr su objetivo.

Aunque hasta ahora, la perspectiva electoral futura, no favorece a nadie, aun para quienes crean que las circunstancias estarían a su favor, la única realidad está ahí; aún cuando la noche quede atrás.

¿Y los partidos en coalición?

Bueno, existe modernidad política y las alianzas son parte de ella; tienen su razón de ser, sin embargo, cuando se impulsa una alianza que nada más sirve para ganar elecciones, en ocasiones se desvirtúa la política y se resta importancia al electorado.

En Topotilandia, todo aspirante, el que haya adoptado una nueva militancia, no quiere decir que esté condenado a tenerla siempre, aun en gran medida que se hayan desvanecido sus principios; un cierto nivel de pragmatismo resulta aceptable, es una ambición política valida, lo real es que las alianzas electorales dañan la democracia y distorsionan la idea de lo que es un partido político.