Columna: Perfilando Por: Iván Calderón Flores

  • Sergio Rodríguez, fiscalizador

PERFILANDO

Será este martes 8 de noviembre, cuando el diputado local veracruzano Sergio Rodríguez Cortés, presente en el Congreso del Estado, un punto de acuerdo para la creación de una Comisión Especial para la investigación del Quebranto Financiero que se vive en la entidad, inquiriendo también la situación real y legal de la deuda pública, así como la determinación de las responsabilidades jurídicas a quienes les corresponda.

Esta Comisión, será integrada por congresistas de diferentes grupos legislativos y su número será determinado por la Junta de Coordinación Política del recién nombrado Congreso, y podrán solicitar por supuesto, toda la información relacionada con la investigación a las dependencias del ejecutivo, municipios, y organismos autónomos.

Es decir, este grupo de diputados realizará labores alternas de un Órgano de Fiscalización, pero con resultados inmediatos y con todo el peso del poder legislativo.

Ya que a parte de solicitar la colaboración de las dependencias federales, contarán con recursos técnicos, humanos y económicos para llevar a cabo sus funciones de manera expedita, contrario a lo que pasa en el tan cuestionado “Orfis”.

Cómo un gran aliado del Gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, Rodríguez Cortés, junto con quienes integren este Comité parlamentario, rastrearán a fondo los motivos del quebranto financiero que se desarrolló en el Estado y bajo los propósitos de que “caiga quién caiga”, el Congreso Veracruzano observará con lupa cada uno de los movimientos financieros que hicieron que Veracruz se encontrara en esta deplorable condición.

Indudablemente, la crisis que vive la entidad no es nueva.

Desde los finales del sexenio de Miguel Alemán Velasco se ha ido acrecentando la deuda pública, y en un efecto de “bola de nieve” de cinco mil millones pasó a más de 50 mil millones de pesos gracias al pésimo manejo mercantil tanto de Javier Duarte cómo del interino Flavino Ríos Alvarado que continúo con el desvío de recursos públicos.

Incluso, el mismo Secretario de Finanzas, Antonio Gómez Pelegrin, reconoció que existe una deuda de 87 mil millones de pesos, de los cuales 45 mil millones son pasivos circulantes, en donde no existe ninguna legitimidad, ni certeza sobre estos débitos. Siendo esta delegación constituyente, un instrumento directo para investigar y fincar responsabilidades a quienes están causando inestabilidad social a las y los veracruzanos.

Se tiene que decir, de darse luz verde a este punto de acuerdo, está comisión se convertirá en una de las más poderosas del Congreso, ya que contará con el absoluto respaldo de la próxima administración de Yunes Linares.

El electo ya tiene lista la guillotina para dar castigo y exhibir a quienes desviaron y abusaron de manera cínica de los recursos del estado, y la legislatura será su herramienta perfecta.

Ya veremos qué es lo qué pasa.

Cometarios al E-mail: ivancalderonflores@outlook.com