Columna: Quehacer Tuxtleco

QUE HACER TUXTLECO

65 años de la Cruz Roja en San Andrés Tuxtla
Urge integrar comité de Damas, para agenciarse recursos

Precisamente el pasado domingo 21 de febrero, se celebraron 106 años de la Cruz Roja Mexicana, una institución que por más de un siglo, continúa atendiendo las urgencias de la población del país, en puntos inimaginables, arriesgando en muchos casos la vida de los paramédicos y personal voluntario con que cuenta.
En San Andrés Tuxtla, se funda en 1951, gracias a la aportación de un terreno donado por el empresario Ricardo Turrent, y a la innegable labor altruista de los doctores Valverde, Tom y Toto, quienes de manera desinteresada donaron mucho de su tiempo para formar a las primeras enfermeras de la ciudad, aun sin ser una escuela formal.12596358_196327067391092_25873359_n
En la actualidad se cuenta con dos operadores de ambulancia permanentes, dos eventuales y tres enfermeras, diez socorristas capacitados y un promedio de quince en formación, todos capaces de prestar auxilio a los habitantes de esta región, ya que la Cruz Roja en San Andrés Tuxtla, cubre también a municipios cercanos como Santiago Tuxtla y Catemaco.
Pero esto ha costado más trabajo a quien lleva la dirección de la misma, su presidenta Remedios Cambambia Zilli, quien en los últimos años, ha tenido toda la voluntad para seguir adelante con esta encomiable labor, pero no ha logrado el apoyo de la población, lo que provoca entre otras cosas, riesgos en continuar con el servicio como se ofrece.
La repentina muerte de la presidenta de las Damas Voluntarias, Lili Torres Brambilla, enfermera de profesión y que en los últimos años de su vida, logró conformar un cuerpo de mujeres que se esforzaron por reunir recursos, terminó con los que se obtenían de diversas colectas, enlaces y otras actividades que generaban recursos.12498415_196327074057758_1173972349_n
Después de desintegrarse el grupo de Voluntarias, la enfermera Dorita Hernández Ixba, continúo como tesorera, sin embargo, su avanzada edad le impide realizar trabajos como se requieren para tener los apoyos necesarios y permitir solventar los gastos que se generan diariamente para dar manutención al lugar.
La Cruz Roja en San Andrés Tuxtla, atiende en promedio entre sesenta y cinco servicios mensuales, los cuales podrían ser entre traslados y atención de urgencias que se ofrecen en la región que por demás a toda vista se logra observar una carencia total, inclusive de puntura en su base, toda vez que los recursos no alcanzan para ello.
Además realizan curaciones, toma de presión y enfermería, atendiendo de dieciocho a treinta servicios al día, en tres turnos, además se realizan campañas de salud visual cada dos meses, llegando a mil doscientos por año, de los cuales obtienen cuotas de recuperación, además de los pocos donativos que se tienen en las campañas anuales.
Hoy en día todos los apoyos se han retirado por parte del gobierno, ya que no tienen obligación legal, solo moral, lo que representa una disminución considerable de recursos para poder subsistir, creando un problema para seguir manteniendo las instalaciones de la Cruz Roja local.12767435_196327077391091_1892616775_n
Las campañas de donativo a la Benemérita institución, han disminuido considerablemente por otras campañas como la del TELETÓN, Caritas y otras, que han provocado que la gente aporte a ese organismo altruista, que por demás decirlo, de seguir así, tiende a desaparecer, pues la población considera que es una obligación la atención, sin dar un peso.
Es gracias al altruismo de los voluntarios, que tienen un noble corazón y amor a la adrenalina que se logra hacer subsistir esa institución en la Región de los Tuxtlas, pues solo se les paga a los choferes y enfermeras, pues los demás no reciben recurso alguno, siendo solo su amor a la camiseta lo que les hace cubrir las necesidades de atención a urgencias a la población.
Es urgente que se haga algo para apoyar a esta benemérita institución, pues de lo contrario, no podría seguir con su labor que por más de sesenta y cinco años ha logrado tener con sus altibajos, pero logrado ser el punto de partida para el rescate y atención de miles de personas que han sufrido algún percance en la zona.