Comerciante recibe impacto de bala

Ernesto Hernández Zetina, Catemaco, Ver.—Con una herida a la altura del abdomen, provocada por una bala, fue trasladado al Hospital Dr. Héctor Miguel Moreno Mendoza, el comerciante de nombre Francisco Herrera Martínez, de 27 años de edad, quien tiene su domicilio en la calle Democracia, sin número.

Según versiones de algunos testigos, los hechos se registraron la tarde de ayer, alrededor de las 15:30 horas (tres y media de la tarde), cerca de una verdulería, que se localiza en la calle Libertad y Jaime Nuno, en la colonia Tío-Tín, en el municipio de Catemaco, lugar donde se encontraba el comerciante de ropa de nombre Francisco Herrera Martínez, en compañía de su esposa, y un hermano de esta de nombre Gonzalo Rodríguez Gorel.

—Se dice—, que dos sujetos armados con pistolas descendieron de un automóvil marca Nissan tipo Tsuru, de color negro, con placas de circulación del estado de Puebla, con los cristales polarizados, siendo uno de estos quien activó su arma disparándole un balazo que hizo blanco cerca de la región óptica, siendo trasladado de inmediato al mencionado nosocomio catemaqueño, donde reportaron que la lesión que presentaba, era de una herida provocada por una bala calibre 45, herida que ponía en riesgo su vida, por lo que fue trasladado de manera urgente al Hospital Regional del Puerto de Veracruz.

Este comerciante tiene un negocio de ropa en la esquina de las calles María Boettiger, esquina con la Avenida Carranza, en el corazón de Catemaco.

De manera extraoficial —se dijo que—, al parecer uno de los atacantes es conocido como el hijo de una persona del estado de Puebla, versión que no ha sido confirmada por las autoridades correspondientes, quienes guardan el consabido hermetismo que suelen guardar cuando ocurren estos casos, para no entorpecer sus investigaciones.

Con los datos que tienen las corporaciones policiacas encargadas de realizar las investigaciones, se espera que de un momento a otro se logre la detención de los responsables de estos hechos que han indignado a los catemaqueños.