Con Atlas Municipales de Riesgo, municipios conocerán peligros para la población: PC

Comunicado de PRENSA,  Xalapa, Ver.— Los Atlas Municipales de Riesgo permitirán a autoridades municipales conocer los posibles peligros que potencialmente puedan afectar a la población, sus bienes y entorno, aseguró Erasto Rivera Vega, director general de Prevención de Riesgos de la Secretaría de Protección Civil (PC).

Añadió que, por instrucciones de la secretaria de Protección Civil, Noemí Guzmán Lagunes, se cumple con la política pública de prevención establecida desde el primer día del gobierno de esta administración estatal.

El atlas es un documento que elabora el Consejo Municipal de Protección Civil de acuerdo con la ley 226 de PC con la orientación de expertos (geólogos, ingenieros ambientales, civiles, agrónomos, maestros en ingeniería, arquitectos, médicos y licenciados en PC).

Erasto Rivera Vega dijo que el atlas es un conjunto de mapas y metodología para la ubicación del riesgo en los que se puede localizar geográficamente la vulnerabilidad física y social. Contempla los cinco fenómenos perturbadores de acuerdo con el Sistema Nacional de Protección Civil: geológicos, hidrometeorológicos, químico-tecnológicos, sanitario–ecológicos y socio-organizativos.

Con este instrumento es posible conocer el nivel de afectación que puede tener la población   ante la presencia de inundaciones, deslizamientos, incendios forestales y urbanos, concentraciones masivas, plagas, fugas y derrames de sustancias peligrosas, entre otras.

Acompañado por la geóloga Wendy Morales Barrera y el licenciado en Protección Civil, Ramón Pérez Molina, externó que el atlas contiene, además, datos socio-demográficos que permiten conocer el número de habitantes, grupos por edad y sexo, alfabetización, escolaridad, servicios, seguridad social y vivienda.

Incluye infraestructura básica y servicios estratégicos como carreteras, puentes, redes de energía eléctrica, hospitales, planteles escolares, instituciones de ayuda, aeropuertos, faros y sistemas de telecomunicaciones.

Esta información se añade a los diferentes fenómenos perturbadores que se presentan en cada municipio, con el fin de analizar el posible daño que pueda sufrir la población y tomar decisiones para reducirlo o evitarlo.

Otros datos son las características fisiográficas del lugar, ubicación de ríos, lagos, lagunas y otros cuerpos de agua, barrancas, llanuras, dunas, pantanos, clima y sus variaciones.

Finalmente, Rivera Vega señaló que el esfuerzo de participación de expertos de la Secretaría de Protección Civil está avalado y certificado por personal del Centro Nacional de Prevención de Desastres.