Con respecto al tema de: Sembrando Vida y la fábrica de chocolate

AGENCIAS | MÉXICO.- Se dice que la calumnia cuando no mancha tizna, sin embargo el que dice la verdad y le asiste la razón, nunca impone ni descalifica en la defensa de la verdad.

No es a través de la descalificación como Andrés Manuel López Obrador debe reaccionar por el reportaje: Sembrando vida y la Fábrica de Chocolate, en donde se registra un conflicto de interés con su familia y el empresario Hugo Chávez.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha mencionado que la investigación es mentirosa y sin fundamentos, al grado de arremeter contra Carmen Aristegui y calificarla como conservadora. ¿Dónde quedo la solidaridad que presentaba AMLO a Carmen Aristegui, por la investigación de la Casa Blanca de Peña Nieto?

La lógica es que si la investigación que se realizó en el reportaje: Sembrando vida y la Fábrica de Chocolate, no corresponde a la verdad, la familia del Presidente AMLO tiene derecho de réplica.

Si la investigación está sustentada en información falsa o inexacta, cuya divulgación les causa un agravio al Presidente y su familia, estos tienen el derecho de réplica. Y bajo este derecho pueden presentar datos duros y contundentes para desmentir los resultados de la investigación de los reporteros Tania Gómez y Sergio Rincón que fueron publicados en diversos medios de comunicación, como Proceso y Aristegui Noticias y no utilizar la mañanera con la finalidad de descalificar de manera a priori.

En la democracia nadie puede pretender tener la verdad sin demostrarla y por ello descalificar de manera a priori a los demás de manera irresponsable.

No basta descalificar a los demás señor Presidente, más conviene a estas alturas demostrar con argumentos y fundamentos la verdad, de esta manera usted demuestra que le asiste la razón y con ello derriba cualquier falsedad o la calumnia de dicha investigación y no se distorsionan las cosas.