“CONSERVACION Y MANTENIMIENTO DE VIAS TERRESTRES”

REPORTAJE ESPECIAL

Domingo Javier Comi Aguilera, licenciado en Ciencias Políticas y Administración Publi-ca, egresado de la UNAM; actualmente es Coordinador de Actividades Extracurriculares del Centro de Estudios Superiores de Los Tuxtlas. Ha asistido con alumnos de ingeniería civil a Simposium, reuniones nacionales, congresos internacionales y nacionales de la AMIVTAC y del CICM. Es premio estatal de Periodismo 2011 otorgado por el Club de Periodistas de México, Delegación Veracruz.

Domingo Javier Comi Aguilera.—
Los caminos de herradura en la Colonia Si cerramos los ojos y nos vamos unos 500 años atrás, según la historia escrita por los cronistas luego de la llegada de los españoles a la conquista de un nuevo mundo, nos narraban los caminos de herradura para comunicarse de una comunidad a otra a través de los caminos de herradura en la montaña, selva o playas vírgenes. Pero eran caminos que no les daban mantenimiento pues el uso era solo para caballos y jinetes.

Caminos empedrados para las primeras carretas.

Con el tiempo en pleno proceso de colonización de los españoles a una tierra de conquista, llega el uso de las carretas jaladas por caballos con un medio de transportes para personas desde la Nueva España a las ciudades que se habían fundado.

El Virreinato, en el poder le daban un precario mantenimiento a los principales caminos de terracería que se habían abierto para el traslado de personas, cargas y valores. Estos caminos se descomponían por las intensas lluvias. Los incipientes ingenieros españoles y el uso intensos del peso de las carretas, pero no tenían la menor idea de darles mantenimientos permanentes correctivos para el constante uso.

Caminos de terracería en los municipios

En el proceso histórico y evolución de un nuevo país, al dejar el uso de las carretas y conforme avanzaba el tiempo. Los Alcaldes de los principales municipios del país abrieron los primeros caminos de terracerías para el continuo transportes de carretas para conectar con otras ciudades tanto personas como cargas de productos para el consumo humano.

En el siglo pasado al llegar los vehículos automotores los presidentes municipales abrieron y construyeron los caminos necesarios de terracería para el rodamiento de los primeros automóviles. Sin tener la planeación de la conservación de estos rústicos caminos lo hacían como parte de sus responsabilidades.

Hace como unos 20 años atrás, los presidentes municipales de cualquier parte del país y de diferentes partidos políticos, entre sus principales obras de inversión publica era abrir caminos rurales, pero sin una partida presupuestal de mantenimiento y conservación ante las adversidades de  los fenómenos naturales. Mas aun cuando un presidente municipal de un grupo político entregaba el poder a otro grupo antagónico quien se olvidaba de darle el mantenimiento preventivo a los caminos rurales de la administración anterior por el revanchismo que existe hasta estos días.

Los caminos asfaltados estatales.

Igual que los caminos rurales municipales, los gobiernos locales de las entidades federativas las obras publicas de relumbrón, son asfaltar los caminos rurales principales. Es la inversión ante la sociedad civil y comunicar a los poblados rurales para transportar la producción rural y las personas, donde se incluye a los enfermos para llegar a los centros de salud más cercanos.

Sin embargo, los gobernadores con equipo humano técnico en sus departamentos de comunicaciones y obras publicas, si planifican de unos 20 años a la fecha la partida presupuestal se conservación y mantenimiento de las vías terrestres, por que es el vinculo de conectividad entre otras poblaciones, centro de producción y de consumo. Pero cuando los gobernadores  se disparan sus gastos afectan esta partidas presupuestales de mantenimiento de caminos estatales. Y en la actualidad hay muchos ejemplos de  protagonistas y en varios estados  donde los caminos asfaltados están destrozados para perjuicio de los usuarios y de la población en general.

Los caminos asfaltados federales

En la década de los cuarentas, inicio el “boom” de construir carreteras asfaltas por todo el país, como la mejor inversión del gobierno federal cuando un civil asumió la presidencia de la republica dejando atrás a los gobiernos   militares. En esa década, se planearon la apertura de los grandes caminos nacionales de norte a sur y de costa a costa de este país. Fueron seis años de grandes logros de la construcción de carreteras federales libres de dos carriles que hasta la fecha existen. Planeadas y construidas con el parque vehicular existente que rodaban hace sesenta años. Pero hoy en día estos caminos nacionales quedaron obsoletos por el uso frecuente de un parque vehicular cada más en aumento y cada vez más pesados y largos que no caben en las angostas carreteras de dos carriles y  de curvas muy cerradas.

Pero los gobiernos federales han planeados la conservación y mantenimiento preventivo y correctivos de miles de kilómetros construidos sexenios tras sexenios, con techos financieros disponibles los 365 días del año, con el sistema de Contratos Plurianuales de Conservación de Carreteras licitando este mantenimiento al sector privado.

Las autopistas federales de cuotas.

Al ser rebasadas las carreteras federales libres ´por el intenso y frecuente trafico vehicular que se incrementa cada año. El gobierno federal recurrió a construir autopistas de cuota entre la capital de la republica y las principales capitales estatales para darle más fluidez al parque vehicular con caminos de cuatro carriles.

En la década de los sesentas se empiezan a construir las autopistas México-Puebla; México-Cuernavaca; México-Querétaro y de esta inversión nace el organismo descentralizado Caminos y Puentes Federales y Servicios Conexos, con el fin de cobrar las cuotas y dar el mantenimiento y conservación constantes de las carpetas de rodamiento con un techo financiero debidamente planeado. Así, CAPUFE como se le llama, construyó puentes de enlaces  sobre ríos y terrenos accidentados para comunicar a los automovilistas y transportistas por todos los caminos libres que hay en el país. 

Autopistas de cuota concesionadas

Cuando crece la necesidad de abrir mas caminos en todo el territorio mexicano, también crecen las necesidades financieras del estado para invertir en la apertura de nuevas rutas de acceso de comunicación en vías terrestres, Pero los recursos financieros anuales no alcanzan para la construcción de estas, por lo que con base a disposiciones legales se concesionan la apertura, construcción y mantenimiento de nuevas carreteras, autopistas y puentes al sector privados por un lapso de 30 años de explotación y recuperación de la inversión,  con las normas y especificaciones del gobierno federal por conducto de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes.

Conclusiones

A lo largo de la historia de los caminos, estos conectan a las poblaciones, son vínculos del crecimiento y desarrollo de una región. Se transportan personas, carga y valores con la confianza del mantenimiento de cada kilometro de rodaje. Un viejo conductor de autobús una ocasión al viajar y platicar sobre la velocidad máxima regulada y permitida dijo “yo cuido la vida de las personas que viajan conmigo, las carreteras son para trasportarse, no son para matarse.”