Cuantioso fraude realizado por la Comisión proventa de los inmuebles de la Sección 74

 

  • Acusan jubilados, pensionados, viudas e hijos derechosos, a Luis Mundo Cruz “El Gavilán”, y Roberto Estrada Huérfano conocido como “El Gallo Cacaracá”.

 

Dennis Villarruel Zamudio | Lerdo de Tejada, Ver.

 

Cuantioso fraude y desvío de recursos realizan integrantes de la Comisión proventa de los inmuebles de la Sección 74, propiedad del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana (SNTIASRM), según consta en contrato signado ante la Notaría Pública No. 13; pues no justifican el gasto de mas de un millón de pesos, que les fue confiado en asamblea por un grupo de pensionados del ingenio San Pedro; 455 mil pesos producto del anticipo del arrendamiento de 26 hectáreas., y 700 mil pesos recaudados por la venta de otros terrenos.

Los implicados en este cuantioso fraude son el presidente de la Comisión para la venta de los bienes inmuebles de la Unión de Jubilados y Pensionados de la Sección 74, Luis Mundo Cruz “El Gavilán”, y Roberto Estrada Huérfano conocido como “El Gallo Cacaracá” que funge como tesorero y, quienes, junto con Manuel Cruz Aguirre, fueron nombrados en una asamblea por los jubilados y pensionados de la mencionada Sección.

Así lo expresó Manuel Cruz Aguirre, secretario de dicha comisión y quien fue nombrado albacea de los bienes en venta, en la mencionada reunión, en donde se les confirió a estos tres elementos, dicha responsabilidad, para realizar las gestiones de la venta de los bienes en cuestión. Cabe mencionar, que Manuel Cruz, a su decir, expresa que de su responsabilidad fue hecho a un lado por sus compañeros directivos de su encargo de albacea y secretario, indebidamente.

De acuerdo a las declaraciones de Manuel Cruz Aguirre, el dinero fue depositado en la cuenta número 0475320356 en la institución bancaria BBVA Bancomer, sucursal Lerdo de Tejada, donde el figura en la cuenta mancomunada; siendo la cifra depositada de 455 mil pesos, dinero que se obtuvo como anticipo por el arrendamiento de los terrenos de cultivo de caña de azúcar, propiedad de los jubilados y pensionados y que fueron rentados por un período de diez años, por la cantidad de 918 mil 277 pesos con 50 centavos, a Fabián Cárdenas Sosa, quien se comprometió a pagar el resto del dinero tan pronto fuera firmada la escritura de compraventa, de acuerdo al contrato signado.

De igual forma se abrió una cuenta en Bancoppel en donde fueron depositados 700 mil pesos, producto de la venta de unas hectáreas de caña a un ingeniero de Lerdo de Tejada de apellido Jauregui, quien entregó este recurso a la mencionada Comisión.

Cabe mencionar que la cuenta de Bancomer, quedó en forma mancomunada por Manuel Aguirre Cruz, secretario de la Comisión y albacea de los bienes, y por Roberto Estrada Huérfano, “El Gallo Cacaracá”, de quien muchos dicen, tiene habilidad para la falsificación de algunas firmas, pues se dice que ha trabajado con algunos abogados, realizando firmas apócrifas. Sin embargo, el dinero comenzó a ser sustraído de dicha cuenta, sin la firma de Manuel Aguirre Cruz y sólo con la del tesorero, “El Gallo Cacaracá”, al parecer en contubernio con el gerente de la institución bancaria, según lo expresa el declarante; pues el gerente mencionó a los quejosos, que no importa que sea una cuenta mancomunada, pues con una sola firma se puede retirar dinero de la cuenta. Situación que legalmente es cuestionada.

La cuestión es que el último estado de cuenta bancario, de fecha 17 de noviembre de los corrientes, arroja un saldo de 34 mil 802 pesos con 80 centavos, de un total depositado de 455 mil pesos y tanto el tesorero, “El Gallo Cacaracá”, como el presidente, “El Gavilán”, no han justificado en qué se han gastado todo el dinero y sólo dicen que ha sido en las gestiones para lograr la venta del inmueble del que fuera la Sección 74.

Esto tan sólo en la cuenta que tienen en la institución de Bancomer, sin contar el dinero que depositaron en Bancoppel, del cual sospechan los jubilados, que ya también se lo gastaron estos personajes, a quienes los jubilados y pensionados les otorgaron la confianza y responsabilidad de administrar esos dineros y encargarse de las gestiones para la venta de los bienes inmuebles.

Hacemos hincapié en que Luis Mundo Cruz “El Gavilán”, vendió a la compañía San Pedro, varias conquistas de obreros, cuando fungió, en su momento, como Secretario General de la Sección 74; entre ellas la suspensión del transporte de obreros del pueblo al ingenio y viceversa, a cambio de que se les otorgaran bicicletas rodada 28, que en tiempos de lluvia y nortes, no servían para que el obrero se transportara con seguridad y guarecido del temporal.

Todas estas nefastas circunstancias tienen decepcionados, indignados, llenos de coraje e incertidumbre a este gremio, en la cual cabe destacar que tanto son jubilados y pensionados, como viudas o hijos de obreros difuntos que tienen derecho sobre estos bienes, así como a estar debidamente informados de los estados de cuenta; ya que los susodichos no han hecho una asamblea para dar a conocer en que situación se han gastado estos dineros.