Defraudados siguen tocando puertas ante las instancias correspondientes

San Andrés Tuxtla, Ver.—La fe mueve montañas; el Dr. Lino Fararoni Ceja, quien representa aproximadamente a 650 familias defraudas por COFISUR, sigue sosteniendo periódicamente reuniones con los ahorradores, tomando acuerdos y seguir en pie de lucha para que les hagan justicia. (Foto: Cadena Pérez).

LA FE MUEVE MONTAÑAS…

San Andrés Tuxtla, Ver.—La fe mueve montañas; el Dr. Lino Fararoni Ceja, quien representa aproximadamente a 650 familias defraudas por COFISUR, sigue sosteniendo periódicamente reuniones con los ahorradores, tomando acuerdos y seguir en pie de lucha para que les hagan justicia. (Foto: Cadena Pérez).

Abel Cadena Pérez, San Andrés Tuxtla, Ver.—La adversidad hace que el hombre se conozca bien así mismo. Los de ánimos fuertes siempre triunfarán tal como lo hicieron aquellos intrépidos que ganaron sus guerras.

Día a día se consolida el Movimiento de Inconformidad Justificada, encabezado por el Dr. Lino Fararoni Ceja y el Dr. Aldo Porfirio Sánchez Aguirre; un numeroso grupo de ahorradores en su gran mayoría gente humildes y trabajadora, que se afiliaron a COFISUR y estos especialista en el timo les hicieron noche, sus ahorros de casi toda una vida de trabajo fecundo y estos pillos como siempre sucede, después de cometer su felonía se vuelven ojo de hormiga ciega.

En su largo peregrinar tocando puertas ante las instancias correspondientes de gobierno del Estado, el grupo del Dr. Lino Fararoni Ceja tiene la esperanza que les harán justicia, que serán atendidas sus demandas popular, más aún que estamos en épocas electoreras y no les faltará el mesías político que se acerque a esas más de 650 familias que claman justicia contra esos pillos de COFISUR, en quienes un día confiaron y fueron defraudados.

Recientemente fue detenido el sujeto Gerónimo Baltasar Santos, quien se ostentaba como contador auditor de la matriz COFISUR de Coatzacoalcos, Ver., mismo que fue internado en el penal “Duport Ostion” del Puerto de Coatzacoalcos, al cual se le instruye la Causa Penal 38/2012, por el deliro de abuso de confianza, en agravio de varias personas que confiaron en COFISUR y la lista es larga de defraudados, cuyo perjuicio patrimonial rebasa los 177 millones de pesos.

Por lo pronto este pillo Gerónimo Baltasar Santos ya está recluido en el Centro Penitenciario, donde creemos pasará unas largas vacaciones y se espera que cante y dé información donde se esconden los demás involucrados de este escandaloso fraude de COFISUR a humildes ahorradores.

Aunque con su detención, algunos esperan les sea devuelto parte del dinero que les birlaron, el grupo que encabeza el Dr. Lino Fararoni Ceja, sigue en pie de lucha, esperando que se les haga justicia a sus justificados reclamos populares, los que siempre los han realizado en forma prudente, capaz y pacífica.