Denuncian abuso de autoridad del delegado de Transporte Público de San Andrés Tuxtla

 

  • Indicó que, al preguntar con personas del lugar, le dijeron que el delgado había arribado al lugar y aparentemente buscó al taxista dentro del bar, pensando que este se encontraba tomando y al no encontrarlo decidió remitir el taxi al encierro

GERMÁN MÉNDEZ RODRÍGUEZ / SAN ANDRÉS TUXTLA, VER. – El delegado de Transporte Público de San Andrés Tuxtla, Pompeyo Castillo Navarrete, fue denunciado públicamente de haber cometido abuso de autoridad, situación que habría llevado a un taxista a perder su empleo.

El ciudadano Erick Ceballos García, manifestó que la noche del pasado 8 del mes en curso, dejó estacionado el taxi 887 de este municipio, a un costado del bulevar 5 de Febrero, frente al bar “El Caracol”, debido a que la unidad presentaba una falla eléctrica.

Refirió que el eléctrico le explicó que tenía que comprar o conseguir una batería, por lo que, acompañado de su esposa e hijo, además del mecánico, se dirigían a otro taller, cuando de pronto la unidad, ya no pudo seguir.

Ante dicha situación el taxi lo orilló a un costado de la carretera y se dirigieron a otro taller a bordo de otra unidad similar.

Sin embargo, más tarde al regresar se enteró que el delegado de Transporte Publico, Pompeyo Castillo, había solicitado una grúa para llevarse la unidad al corralón.

Indicó que, al preguntar con personas del lugar, le dijeron que el delgado había arribado al lugar y aparentemente buscó al taxista dentro del bar, pensando que este se encontraba tomando y al no encontrarlo decidió remitir el taxi al encierro.

Dijo que al ver lo que había pasado, le habló al dueño del taxi, pero este no contestó, por lo que al siguiente día fue a verlo y le contó lo sucedido, por lo que el propietario realizó una llamada al delegado, manifestando este que, se lo había llevado porque el conductor andaba tomando, situación que desmintió el taxista.

Ante esta situación, el propietario de taxi, quien creyó lo que le dijo el delegado, despidió al conductor del taxi, quien manifestó se trató de abuso de autoridad por parte del delegado de Transporte Publico.

Recalcó el conductor del taxi, que la unidad la dejó a un costado de la carretera federal y no sobre el arroyo vehicular, como también lo asentó el servidor público al propietario del vehículo, presentando el chofer, una fotografía que tomaron personas del lugar, donde se ve la unidad estacionada.

Tras dicho abuso, el trabajador del volante solicitó a las autoridades correspondientes que tomen cartas en el asunto y que no deben permitir este tipo de atropellos.