Denunciará la CNDH a militares, por violaciones

La Comisión Nacional de Derechos Humanos CNDH emitió tres recomendaciones a la Secretaría de la Defensa Nacional por presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas por elementos militares. En la recomendación 16/2012 la CNDH establece que fuerzas castrenses privaron de la vida a un joven y propinaron tratos crueles a otro; en los peritajes, el organismo reunió evidencias de tortura

Agencias, México, D. F.— Privación de la vida, actos de inhumación clandestina, tratos crueles contra un menor de edad y uso arbitrario de la fuerza son violaciones presuntamente cometidas por elementos del Ejército, que derivaron en las tres últimas recomendaciones emitidas por laComisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Los casos, ocurridos entre 2010 y 2011 en Coahuila, Puebla y Chihuahua, hicieron que el 30 de abril pasado el organismo nacional hiciera llegar a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) los escritos, en los que señala que denunciará penalmente los hechos, ya que en uno de los casos acusa negligencia por parte de la Procuraduría de Justicia Militar por no investigar el homicidio de un hombre y la tortura de un menor.

La recomendación 16/2012 dirigida al titular de la Sedena,Guillermo Galván, detalla que la mañana del 24 de septiembre de 2010 elementos del Ejército irrumpieron sin orden judicial en una casa de Torreón, Coahuila, donde golpearon a un residente y a un menor de 15 años. A consecuencia de las lesiones, el adulto murió.

Se acreditó que “fueron elementos de la Sedena destacamentados en Torreón los responsables de la privación de la vida de V1, y de los tratos crueles propinados al niño V2”; la CNDH recabó peritajes que evidencian tortura, la declaración de la víctima que sobrevivió, así como de vecinos que vieron entrar a 10 militares uniformados a la casa.

Aunque en la Procuraduría de Justicia Militar se inició un expediente, el organismo acusó que “el hecho de que el Ministerio Público Militar no se encuentre llevando a cabo una investigación exhaustiva y eficaz revela una responsabilidad institucional por la negligencia en la integración de la averiguación previa”.

Por ello, ordenó la reparación del daño a las víctimas y que la Sedena colabore en la presentación de la denuncia ante laProcuraduría General de la República (PGR).

Asimismo, en la recomendación 17/1212 pidió que la Secretaría garantice la asistencia médica permanente para un menor que el 26 de julio de 2011 perdió extremidades superiores e inferiores derechas, al estallar una granada de fragmentación que militares dejaron abandonada accidentalmente en un predio del municipio de Petlalcingo, Puebla.

La tercera recomendación, la 18/2012, se emitió por el asesinato e inhumación clandestina de un hombre. La mujer de la víctima denunció que el 20 de agosto de 2010 estaba con su esposo y unos amigos en el ejido de Mesa T. Núñez en Chihuahua, cuando llegaron tres militares, por lo que el grupo salió corriendo y los uniformados les dispararon y mataron a su cónyuge.

Aunque en este caso las autoridades castrenses aceptaron los hechos, se recuperó el cadáver en octubre de 2010 y se indemnizó a la esposa, la CNDH consideró que la reparación del daño es insuficiente.

Hay investigaciones: Defensa

En torno a estas recomendaciones, autoridades de la Sedena indicaron que en todos los casos se han iniciado las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades. Indicaron que aun antes de que la CNDH se pronunciara tras recibir las quejas de los agraviados se tomaron medidas para reparación del daño, atención médica y sicológica, de acuerdo con el caso, “a pesar de que las investigaciones o procesos iniciados contra personal castrense no han concluido y no se ha establecido legalmente la culpabilidad de elementos del Ejército”.

Recordaron que en la presente administración se han iniciado un total de seis mil 544 quejas por presuntas violaciones cometidas por los efectivos castrenses, de las cuales han sido concluidas 5 mil 661, además de que sólo 103 han derivado en recomendaciones contra la Sedena, lo que representa 1.57% del total de quejas formuladas ante el organismo.