Descarta Cuitláhuac García uso de fuerza pública para disolver manifestaciones

  • Dijo el Gobernador: “Antes de pensar en bloqueos, los ciudadanos deben acudir a dialogar a Palacio de Gobierno…”

Gobernantes | Xalapa Ver.— Se lavó las manos el gobernador Cuitláhuac García Jiménez asegurando que su régimen descarta el uso de la fuerza pública para disolver manifestaciones o impedir bloqueo de calles, y como en el caso de las trabajadoras de estancias infantiles de la ex Sedesol que el jueves bloquearon durante casi seis horas entrada y salida a Xalapa por la avenida Lázaro Cárdenas. Indica que “la sociedad debe recriminar a quienes opten por los bloqueos en vez del diálogo” porque insiste en que “si alguien toma las calles, que la sociedad se lo recrimine, porque aquí ha habido puertas abiertas y estamos dispuestos a la negociación”.

La insólita declaración del Ejecutivo Estatal que, tácitamente, da la espalda a la sociedad que lo llevó al poder, sacudiéndose una responsabilidad que le compete como la es la aplicación de la ley a quienes bloqueen las vías de comunicación como lo establece el código penal, le ha servido como justificante para precisar que “no se usará a los elementos policiacos contra la ciudadanía”, aunque se trate solo de una veintena de personas.

Durante el brindis de fin de año con su gabinete en Palacio de Gobierno, el novel gobernante secundado en esas justificaciones por el súper delegado del gobierno federal, Manuel Huerta Ladrón de Guevara que no pudo liberar la avenida Lázaro Cárdenas, dice que atendió personalmente la situación y se trasladó en la ciudad de México a Sedesol” y de vuelta justifica: “hemos resuelto todos los problemas que no provocamos nosotros, que vienen de administraciones pasadas”.

También musita que “antes de pensar en bloqueos, los ciudadanos deben acudir a dialogar a Palacio de Gobierno, donde las puertas siempre estarán abiertas. Y concluye su insólita declaración expresando que si las encargadas de las estancias infantiles cerraron “¿qué podemos hacer? No vamos a actuar con la fuerza pública.

Conmino a todos a que asistan primero a Palacio, aquí tenemos las puertas abiertas para todos”. Junto con el súper delegado explica que acudió a la Secretaría de Bienestar para tratar la falta de pago del subsidio de 614 estancias infantiles en Veracruz y “se llegó a un acuerdo para poder depositar parte de los recursos”; pero recalca una vez más que “directamente lo resolvimos con la Secretaria de Bienestar.

No era un problema de nosotros, es una cuestión financiera que es desde allá”. En fin, Dios nos agarre confesados.