Vie. Abr 19th, 2024

Detenido por estado de ebriedad, dio “charolazo” el coordinador de agenda del líder de la JUCOPO en el Congreso de Veracruz

 

Siguen los “honestos”, quienes en realidad son pillos operadores de otro delincuente como es el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz, Juan Javier Gómez Cazarín, alias “El Carón” quien nuevamente está en el escándalo por la detención de otro de sus colaboradores, Rafael Alarcón Barrientos, quien “charolea” con credencial del Poder Legislativo. Lo interesante es que Gómez Cazarín otorga credenciales a sus primos, parientes, cobradores de moches, grupos criminales y hasta borrachos que son detenidos por policías de la Secretaría de Seguridad Pública, presentan su cargo en el Congreso Local y lo dejan libre.

 

Con base a una revisión de rutina, Rafael Alarcón Barrientos fue detenido por manejar de forma temeraria. Esto ocurrió hace unos días, durante la madrugada, cuando manejaba un automóvil Chevrolet, marca Ónix, de color negro, con placas con terminación 331-A.

 

En la revisión se asegura que el conductor y sus acompañantes olían mucho alcohol y algunos venían consumiendo bebidas embriagantes, lo que provocó que Rafael Alarcón Barrientos respondiera las preguntas de los uniformados, asegurando ser político, cuando es un funcionario del Congreso Local; luego presumió ser diputado local y al último, confesar ser colaborador del legislador y líder de la JUCOPO en el Congreso de Veracruz, Juan Javier Gómez Cazarín, sacando una placa que lo identificaba como coordinador de agenda de la JUCOPO en el H. Congreso del Estado de Veracruz a cargo del diputado Juan Javier Gómez Cazarín, como lo dio a conocer  la página de Facebook  “Resistencia Veracruzana”.

Se asegura que Rafael Alarcón Barrientos presuntamente amenazó a los policías asegurando  que “No sabían a quién detenían” y que él era sobrino de Eva Barrientos Zepeda, magistrada integrante del Pleno de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y no le podrían hacer nada, pues con una llamada que hiciera basta.

 

Increíble, después de hacer una llamada, el comandante de los policías recibió la orden de dejarlo ir,  cuando los  detenidos estaban en completo estado de ebriedad y ponen en riesgo la vida y el patrimonio de terceras personas, debido a la embriaguez de  Rafael Alarcón Barrientos. Los mismos policías aseguran que por la borrachera no podía hablar, ni coordinar sus movimientos de manera normal. Sus acompañantes se encontraban igual o peor que el coordinador de Agenda de Gómez Cazarín. La orden fue categórica y prepotente, a fin de evitar ser despedidos los policías, por eso los dejaron libres a estos funcionarios del Poder Legislativo.

 

Cabe destacar que esta charola de impunidad es otorgada por el secretario del Congreso de Veracruz, Domingo Bahena Corbalá, quien es uno de los operadores para desviar los recursos del Poder Legislativo del líder de la JUCOPO, Juan Javier Gómez Cazarín.