Detienen en EUA a 203 del cártel de Sinaloa

Notimex, Phoenix, EUA.—La Policía de Tempe, un suburbio de Phoenix (Arizona), informó hoy que detuvo a 203 personas e incautó 7.8 millones de dólares tras una investigación de 15 meses sobre las actividades del cártel de Sinaloa en esa ciudad.

“Esto no solo tendrá repercusiones en Tempe. Afectará a todo el Valle (central de Arizona)”, dijo el sargento Steve Carbajal, vocero del Departamento de Policía de Tempe, al hacer el anuncio de los arrestos e incautaciones.

Informó que la investigación, que se inició con un simple acto de compra de droga de un agente encubierto, desmanteló uno de los brazos operativos del cártel de Sinaloa a cargo de la distribución de narcóticos en los principales suburbios de Phoenix.

La investigación se extendió también a los estados de Kansas, Colorado, Utah, Nevada y Wyoming, de acuerdo con la información.

En el transcurso de la operación, la policía confiscó también 294 kilos de marihuana, 197 kilos de metanfetaminas y 55 de cocaína, además de dos kilos de heroína.

El jefe de la policía de Tempe, Tom Ryff, pronosticó que las detenciones ayudarán a reducir los robos y otros delitos en los suburbios de Phoenix, al menos en el corto plazo.

Ryff culpó al cártel de Sinaloa de ser responsable de la introducción y tráfico de drogas que ha generado una gran cantidad de la delincuencia en las calles de Phoenix.

Señaló como un ejemplo de ello, el consumo de metanfetaminas por parte de todas las personas detenidas en una reciente serie de robos en los barrios residenciales de Tempe.

Las autoridades dijeron que la investigación era la más grande operación antidrogas realizada hasta ahora por el Departamento de Policía de Tempe.

En la operación, los detectives fueron capaces de identificar a los distribuidores en Tempe, y fuera de su jurisdicción en las ciudades de Mesa, Phoenix, Chandler y Avondale. “Queríamos llegar hasta las fuentes de suministro”, puntualizó Carbajal.

Durante un momento de la investigación, la policía de Tempe fue notificada de que la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) investigaba también al mismo grupo del cártel de Sinaloa.

Ello dio pie a la creación de un grupo de trabajo conjunto, que incluyó a la DEA, a la policía de Phoenix, al Departamento de Seguridad Pública de Arizona y a los departamentos de policía de Avondale y Gila River.

“El éxito de esta operación es el resultado directo del trabajo conjunto de las corporaciones de policía para lograr un objetivo común”, sostuvo Ryff, el jefe de policía de Tempe, en un comunicado.